“Duele la falta de público en las gradas”

Asegura Javier Aguirre

Los jugadores deben sacar la motivación de otra forma ante la carencia de apoyo en las tribunas

Javier Aguirre, entrenador del Leganés español, reconoció que será doloroso no ver aficionados en las gradas tras el retorno de la competición liguera después del parón ocasionado por la crisis sanitaria del coronavirus.

“Duele, claro. La gente ya ha estado mucho tiempo confinada en casa y para familias enteras es un día bonito, ir al estadio a ver a su equipo. Hay gente del Lega que espera el domingo con ilusión: te tomas el aperitivo, vas con tu camiseta, tu bufanda, los hijos, cantando… Eso duele porque estarán en casa y no es lo mismo”, indicó.

Aguirre apuntó que los jugadores son conscientes ‘de este nuevo fútbol’ y que deberán acostumbrarse, jugando con la misma intensidad, pero sacando la motivación de otra parte ante la falta de apoyo de sus seguidores desde la tribuna.

Para analizar lo que se avecina pueden tomar como ejemplo lo que ha sucedido en la Bundesliga alemana, que ya ha arrancado: “Más que errores había muchos espacios. Era un ritmo de pretemporada, no encontraban el de un partido normal. Es lógico. Vienes de 90 días, de 60, los que sea. Le metes mucha carga de trabajo físico… entonces cuesta”.

“Eso lo coges con amistosos. Ahora no los pudimos realizar. Veremos cómo estamos, no va a ser fácil. Espero que el ritmo sea alto. Que no haya errores de concentración, que haya sólo los propios de un partido y no de que el público no me avisó que detrás tenía un rival”, añadió.

 

LLEGAN BIEN

El mexicano considera que su equipo llega ‘bien’ físicamente pero que eso hay que certificarlo en el campo: “Hasta que no estemos frente al rival, no veremos cómo están. Me ha sorprendido gratamente diría que el 90% de los jugadores, que llegaron mejor de lo que se fueron. Trabajaron más a conciencia en la soledad”.

En cuanto al aspecto mental, señaló: “Psicológicamente no es tangible, a algunos no les motiva eso de jugar sin público, otros no les gusta hablar así, algunos hablan de más… esas cosas sí que van a tener que cambiarlas”.