Economía de México podría caer casi 6.0% en 2020: CONCAMIN

Ante el freno que le ha puesto a la economía el Gobierno de México, como parte de las medidas de contención ante el coronavirus, el sector industrial advirtió que sin un plan contingente más robusto para reactivar la economía, ésta podría caer alrededor de 5.7 por ciento.

José Luis de la Cruz, presidente de la Comisión de Asuntos Económicos de la Confederación de Cámaras Industriales (Concamin), advirtió que el gobierno no contará con un programa integral y contracíclico que evite una mayor caída, por lo que el país no tendrá los recursos suficientes para sacar adelante al país, tomando en cuenta que la pérdida de un punto porcentual del Producto Interno Bruto (PIB), representa 288 mil millones de pesos.

En este sentido, consideró que el plan que anunció el presidente Andrés Manuel López Obrador de asignar apoyo a las micro y pequeñas empresas con un fondo por 25 mil millones de pesos es insuficiente.

Bajo esa proyección el escenario completo implica que al cierre del año la inflación se ubique en 4.89 por ciento, con una pérdida de 875 mil empleos, y un tipo de cambio en 28.35 pesos por dólar.

A lo que se debe sumar el bajo precio del petróleo que contraerá las finanzas del país, y las bajas remesas que se esperan en los próximos meses por menores empleos en Estados Unidos.

“La economía mexicana ya había llegado enferma a esta situación”, afirmó de la Cruz, al señalar que este jueves el INEGI reportó que la actividad económica mexicana retrocedió 0.7 por ciento frente al año pasado.

“Llega enferma por la debilidad estructural en la economía; la desaceleración de la industria, que está mal diagnosticada desde mediados del 2018; el cambio de la economía política y el entorno externo -caída del petróleo, crisis bursátil y conflictos geopolíticos-“, señaló.

Y para su reactivación, entre las propuestas que lanza el sector destaca el de repensar el superávit.

“No se puede pensar en guardar estabilidad fiscal a cambio de sacrificar el crecimiento. El superávit podrían llevarlo a 0.0 por ciento, lo que generaría casi un 1.0 por ciento del PIB y el 4.0 por ciento de ello se destinaría a infraestructura, que puede enfocarse en el sur (del país), como en carreteras que se requieren en Chiapas. Eso aminoraría una tasa negativa”, observó el presidente del IDIC.

Otra de las medidas que empujan, además de concentrarse en crear política industrial, es que se incremente el contenido nacional en la infraestructura energética, lo que dicen le sumaría entre 0.4 y 0.6 por ciento al PIB.