El descaro del PT y Morena; la censura que pretenden

El Partido del Trabajo (PT) y Movimiento Regeneración Nacional (Morena) avanzan en su triquiñuela en la Cámara de Diputados.

Lo anunciado por Gerardo Fernández Noroña se concretó ayer: con cuatro legisladores sumados a su partido, el PT, que en 2015 hasta el registro había perdido por ser un cero a la izquierda –y para la izquierda-, es hoy la tercera fuerza en San Lázaro.

Tienen 47, por 46 del Partido Revolucionario Institucional (PRI).

Quienes dicen ser distintos y piden no ser echados al mismo costal, ese donde está la mafia del poder, actúan igual o peor que ésta.

Hacen hoy lo que denunciaron históricamente: enjuagues, trampas, engaños, para hacerse del poder.

Primero, al iniciar la legislatura, el PT, donde estaba Mario Delgado Carrillo y con el que llegó a la Cámara, regaló o devolvió diputados a Morena para que éste sumara mayoría y asumiera la Junta de Coordinación Política (Jucopo).

De esa forma, el petismo se debilitó.

Ahora, con la ayuda de Delgado Carrillo, quieren atropellar al Partido Revolucionario Institucional (PRI), a quien le corresponde la presidencia de la Mesa Directiva para el último año de la actual legislatura.

Hasta el líder nacional de Morena, Alfonso Ramírez Cuéllar, criticó la jugarreta:

-Compañeros del @PTnacionalMX, es tanta la desesperación por tener la Mesa Directiva de @Mx_Diputados, que han incorporado a sus filas al porro Mauricio “El Tomate” Toledo, uno de los peores enemigos de la #4T.

Martí Batres, senador morenista, por igual.

-Grave error de los compañeros del PT y @fernandeznorona reclutar a quien mandó insultar, agredir y golpear a @Claudiashein en 2018 y a muchas otras personalidades del movimiento. Si esa era la factura que había que pagar era más digno no tener la Presidencia de la Mesa Directiva, tuiteó.

Los legisladores que se sumaron a ese partido son Manuel López Castillo, exmorenista; José Ángel Pérez, expesista; y los experredistas, Mauricio Toledo y Héctor Serrano, hoy sin partido.

Los tricolores han dicho en voz de su coordinador, René Juárez Cisneros, que hay un acuerdo y que debe respetarse.

Ayer, consumada la jugada legal pero poco ética -sí, ya sé que en política no la conocen- el Partido Acción Nacional (PAN), Movimiento Ciudadano y el Partido de la Revolución Democrática (PRD) anunciaron que respaldan al PRI.

Actualmente, la Mesa está en manos del albiazul con la diputada Laura Rojas Hernández.

Y los trepadores del inexistente Partido Encuentro Social (PES) -se quedó sin registro en las elección de 2018 por ser una opción basura, pero ya preparan su regreso con la ayuda de Andrés Manuel López Obrador-, de Jorge Argüelles Victorero, cedieron finalmente a la oferta de reelección en 2021 a cambio del apoyo para ir por la Mesa.

Y sin vergüenza, y sinvergüenzas, después de que acusaron al PT de comprar con cinco millones de pesos a diputados para superar al PRI, ya se dieron la mano y hasta un abrazo.

Reginaldo Sandoval Flores, coordinador petista, ha negado esas acusaciones.

Hace un par de días se reunieron y negociaron el respaldo a cambio del apoyo morenista a la hora de buscar la reelección en la elección de 2021.

El próximo lunes se definirá todo.

Se votará y se requieren dos terceras partes -330 de los 500 diputados, dependiendo de la asistencia – para que pase.

El trepador Fernández Noroña se frota las manos, porque su sueño guajiro es ser presidente de la Cámara.

Y no está lejos de conseguirlo, con toda clase de enjuagues.

 

Ahora resulta

En la Cámara de Diputados de la ciudad de México, el panorama no es distinto.

Morena atropella e impone.

Es un sentimiento de revanchismo que ofende.

Y proponen toda clase de ocurrencias.

Como la de la hermana de Martí Batres, Valentina Batres, quien quería que los dueños de los inmuebles en renta no pudieran echar a los inquilinos morosos y que hasta les ofrecieran una disculpa por incomodarlos.

Ahora es el ignorante Eleazar Rubio Aldarán, quien presentó una iniciativa para prohibir a los periodistas investigar casos en proceso y limitarse a publicar información que emita la autoridad.

Puro boletín oficial.

-Su labor es exclusiva de informar, no realizar investigaciones o diligencias para resolver una carpeta investigación, sino que su trabajo es el de investigar lo que hace la representación social en la carpeta e informarlo, siempre y cuando no afecte la investigación, y la información debe ser veraz, dice la iniciativa del brillante vividor.

Sostiene que debe regularse el daño al patrimonio moral derivado del abuso del derecho de la información y de la libertad de expresión, así como garantizar los derechos de la personalidad, es decir, el derecho a la vida, al honor y la propia imagen de las personas.

También pide multas a los periodistas y de uno a cinco años de prisión.

Tras la polémica por su ocurrencia, ayer dijo que se tergiversó su propuesta, pero insiste en que pretende evitar el daño moral con mentiras y noticias falsas.

Las tan de moda fake news.

¿Permitirá Claudia Sheinbaum Pardo -jefa de gobierno que comanda a los morenistas- que se aprueba tal tontería?

 

Vámonos:  Y así, como por arte de magia, se pintó el país de amarillo y naranja. No sea usted mal pensado: con todo y los 600 muertos diarios promedio, ya se puede andar por todo México.

 

albermontmex@yahoo.es              @albermontmex