El director de Pemex ¡sí habla!; lavado y transas con la gas; se llamará Guardia Civil

Octavio Romero Oropeza habla.

Sí, el director de Petróleos Mexicanos (Pemex) es de verdad.

No era una figura de cartón o un florero, como los malintencionados memes que en las benditas redes sociales pretendieron hacer creer.

Ayer apareció en la mañanera de Andrés Manuel López Obrador ¿y qué cree? habló ante los chicos de la prensa.

Al fin dio detalles de los números de la paraestatal, empresa productiva del estado o como se le llame.

Desde que comenzó el combate al robo de combustible o a la ordeña, a finales de diciembre, el funcionario no había dicho absolutamente nada.

Fue Diego Sinhué, gobernador de Guanajuato, quien mostró sus habilidades reporteriles al poder entrar a su oficina de la torre, en mero Marina Nacional, y grabar sus promesas de suministro de gasolina… que no cumplió.

Romero Oropeza, amigo del preciso, dijo que de 126 mil barriles diarios que se robaban los chupaductos -su equivalente, obvio- ha bajado hasta 2 mil 500, en el mejor día.

López Obrador tuvo ayer la conferencia más completa hasta ahora, pese a que sus colaboradores están en un nivel inferior.

El funcionario dio otro dato contundente, que explica por qué ha comenzado a regularizarse el suministro de combustible y las filas en las gasolineras, aunque persisten, han bajado:

El ducto Tuxpan-Azcapotzalco fue reabierto desde el viernes pasado y ya no ha habido ataques de malandros, y otros ductos han operado intermitentemente.

Silvano Aureoles, gobernador de Michoacán por el Partido de la Revolución Democrática (PRD), asegura que Romero Oropeza es un mal educado, porque ni las llamadas telefónicas ni los oficios le ha querido tomar o responder.

Por si fuese poco, Rocío Nahle, secretaria de Energía, hizo el ridículo ayer.

-Acerca de esa información del The Wall Street Journal (TWSJ) es equivocada. Me da hasta pena decirlo. Se precipitaron. Sí tenemos los datos.

Yo creo que ¿Los traes?, dijo López Obrador en la conferencia al voltear a verla en el estrado.

– No los traigo a la mano, contestó.

El, experimentado, reaccionó:

-Por eso, pero no hay problema. En media hora los tienen, en media hora.

Se refería a la nota que se publicó en ese diario de Washington, en la que señalan una baja en la compra de gasolina a Estados Unidos en el nuevo gobierno, lo que explicaría la escasez de combustible y la crisis.

Y Andrés Manuel volvió a asegurar que todos los negocios grandes desde el gobierno los conoce el presidente:

– O es cómplice o se hace de la vista gorda, pero no es que no sepa. Entonces, si queremos abrir expedientes, pues vámonos con los de arriba.

Desde Salinas pasando por Zedillo, Fox, Calderón y Peña Nieto.

La nota dura la dio Santiago Nieto, mero-mero de la Unidad de Inteligencia Financiera de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP): reveló 14 mil operaciones inusuales en los 31 estados y la CDMX por diez mil millones de pesos.

Lavado, pues.

Un ex funcionario, empresarios, un ex diputado, un ex alcalde y más, implicados.

Y el Sistema de Administración Tributaria (SAT) halló inconsistencias por 3 mil 271 millones de pesos.

De ellos, 1, 742 millones de pesos corresponden a 194 gasolineras, ubicadas en CDMX, Estado de México, Michoacán, Jalisco, Baja California, Tamaulipas y Puebla.

Andrés Manuel insistió en los permisos para importar que se han dado a gasolineros gracias a la Reforma Energética -que ha dicho no sirve para nada- y dijo que los revisarán para que se utilicen.

O sea, hace falta gas.

Como le dije el fin de semana, en Sexto Día, Diego Sinhué, gobernador de Guanajuato con los colores del PAN, aprovechó esos permisos de importación y trajo gasolina de Texas, vía Mobil.

El respetable quiere ver sangre -como en aquella película del cine mexicano de los 50- y que haya nombres y encarcelados.

 

¿Ya leyó la Cartilla Moral?

¿Conoce usted a algún malandrín?

Sólo faltó que en la última página dijera “Amén”.

Cuadernillo de 30 páginas, escrita originalmente por Alfonso Reyes en 1944, a petición de Jaime Torres Bodet. Una realidad y un país distintos, en el que la moral, la religión, la ética y los valores familiares aún se respetaban.

Si tiene insomnio, déle una hojeada.

 

Guardia civil

Las modificaciones a la Guardia Nacional no sólo serán de mando militar.

En las cámaras de Diputados y Senadores se debate la posibilidad de cambiarle de nombre a Guardia Civil.

Ante el rechazo de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) y la Oficina de la Alta Comisionada de Naciones Unidas para los Derecho Humanos (ONU-DH), así como organizaciones no gubernamentales, académicos, especialistas y grupos civiles por la militarización de la nueva policía, se dio el ajuste.

Están en riesgo las garantías individuales, han coincidido.

La presión y el riesgo de perder popularidad obligaron a López Obrador a ordenar el cambio de mando militar a mando civil.

Sin embargo, esos mismos grupos han dicho que es insuficiente el ajuste y, en consecuencia, se negocian más.

 

El fiscal sí se complica

La elección del fiscal general, que reemplazará a Alejandro Gertz Manero en el mando -salvo que cambiaran las señales desde Palacio Nacional- no está planchada.

Ricardo Monreal, coordinador de los senadores de Morena, trabaja horas extras, porque aún necesita 9 votos para la mayoría calificada, por tratarse de una reforma constitucional, y aunque parece haber apertura de los otros  coordinadores no hay acuerdo.

 

Vámonos:

¿Usted, que necesita la gasolina, estaría dispuesto a esperar una semana para cargar, sin importar que se le haya terminado?

 

albermontmex@yahoo.es @albermontmex