El estado mexicano de Sinaloa reconoce el matrimonio igualitario

Ciudad de México, 15 jun (EFE).- El estado mexicano de Sinaloa, en el noroeste del país, se sumó este martes a una veintena de regiones que reconocen el matrimonio entre personas del mismo sexo con la aprobación de una reforma en el Congreso.

Con 23 votos a favor, el Congreso de Sinaloa avaló por unanimidad reformar los artículos 40 y 165 del Código Familiar para extender las figuras del matrimonio y el concubinato a las personas del mismo sexo.

“Viva el matrimonio igualitario, vivan los derechos humanos, viva el Estado de derecho, todas las personas, todos los derechos, el respeto al derecho ajeno es la paz”, exclamó en el pleno la diputada Graciela Domínguez, del oficialista Movimiento Regeneración Nacional (Morena).

Desde 2015, la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SJCN) declaró inconstitucionales los códigos civiles estatales que impiden los matrimonios del mismo sexo, pero casi un tercio de los estados se resisten a reformar su ley, por lo que parejas aún deben interponer amparos legales para acceder al derecho.

De hecho, el reconocimiento de este derecho en Sinaloa es por la lucha de organizaciones como el Comité de la Diversidad de Sinaloa, que apuntó que lleva siete años, tres legislaturas, cuatro amparos y siete iniciativas para alcanzar el objetivo.

Las asociaciones consiguieron el mandato de un juez federal, que ordenó al Congreso de Sinaloa reconocer el derecho a más tardar esta semana.

Por ello, algunos legisladores argumentaron que seguían creyendo que el matrimonio era entre hombre y mujer, pero que acatarían la decisión judicial.

“La obligación que se le impuso a este Congreso en la sentencia a la que me he referido consiste en reparar la omisión de legislar, dentro del Código Familiar del Estado, la figura del matrimonio igualitario”, indicó Jesús Angélica Díaz, diputada del Partido Sinaloense (PAS).

En la votación se ausentaron la mayoría de los legisladores del Partido Revolucionario Institucional (PRI), que gobierna el estado, y del derechista Partido Acción Nacional (PAN).

Incluso faltaron diputados de los izquierdistas Morena y del Partido del Trabajo (PT).

Pero la legisladora Karla de Lourdes Montero, del Partido Encuentro Social (PES), que a nivel nacional promovió una agenda contra los derechos LGBT, se dijo aliada del movimiento por la diversidad sexual, que celebró tras la votación.

“Hoy solo me resta decir que no tenemos derecho a quitarle los derechos a nadie, ni que se quiere homosexualizar al mundo como se han imaginado”, expresó la legisladora. EFE