El exguerrillero Daniel Ortega cumple 76 años y sigue aferrado al poder

Managua, 11 nov (EFE).- El presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, cumplió este jueves 76 años sin celebraciones públicas, aunque con mensajes de felicitaciones por su nueva reelección en los comicios del domingo pasado de sus aliados de Corea del Norte, Irán y Rusia.

 

También con un mensaje de felicitación por su onomástico de su homólogo venezolano, Nicolás Maduro, quien elogió al exguerrillero sandinista, y lo llamó “hermano y compañero de lucha”.

 

“Feliz cumpleaños a mi hermano y compañero de lucha, el comandante Daniel Ortega, líder sandinista que llevó al pueblo de Nicaragua a la estabilidad y a la paz, con gran valentía y dignidad”, escribió Maduro en su cuenta de Twitter.

 

“Sigue adelante, junto al pueblo de Sandino cosechando nuevas victorias. ¡Un abrazo!”, agregó el mandatario venezolano, que acompañó el mensaje con un video.

 

HA DOMINADO 42 AÑOS NICARAGUA

 

El líder sandinista fue reelegido para su quinto mandato de cinco años y cuarto consecutivo en los comicios generales del domingo pasado, pero no ha logrado el reconocimiento de la mayoría de la comunidad internacional, incluido Estados Unidos, que tildó de “pantomima” las elecciones, y la Unión Europea (UE), que la tachó de “fake” antes de las votaciones.

 

Esas elecciones, en las que también fue reelegida como vicepresidenta Rosario Murillo, esposa de Ortega, estuvieron marcadas, entre otros, por la ausencia de siete aspirantes a la presidencia de la oposición que comenzaron a ser encarcelados desde junio pasado acusados de “traición a la patria, y por la eliminación de tres partidos políticos.

 

Ortega, que asumirá su nuevo mandato el 10 de enero de 2022, podrá permanecer en el cargo hasta enero de 2027 y cumplir 20 años seguidos en el poder, un caso inédito en la reciente historia de Nicaragua y Centroamérica.

 

El máximo líder del Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) es el hombre que ha dominado durante los últimos 42 años la política de Nicaragua, el tercer país más pobre de Latinoamérica detrás de Haití y Venezuela, y sigue sin dar muestras de querer dejar el poder.

 

SUS MANDATOS HAN CAUSADO CONFLICTOS Y CRISIS

 

Tras casi 15 años de mandato consecutivos y 26 si se suman sus dos épocas anteriores de Gobierno, ambas marcadas por conflictos y crisis, su permanencia en el poder ha causado polarización en la sociedad nicaragüense, así como el exilio de miles que han huido con el argumento de salvaguardar su integridad física o psíquica, y su libertad.

 

El punto de quiebre en su segunda etapa en el poder estuvo en las manifestaciones antigubernamentales que estallaron en abril de 2018 y partieron en dos a Nicaragua: los que están a favor del exguerrillero y los que están en contra.

 

Esa revuelta popular que estalló por unas controvertidas reformas a la seguridad social se convirtieron luego en una exigencia de renuncia del presidente Ortega, debido a que respondió con la fuerza.

 

Las protestas, calificadas por el Ejecutivo como un intento de golpe de Estado, dejaron al menos 328 muertos, según la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), aunque organismos locales elevan la cifra a 684 y el Gobierno reconoce 200.

 

OEA DEBATE SOBRE ORTEGA Y ELECCIONES

 

Al igual que hace 31 años, los opositores y la comunidad internacional creían que la solución a la crisis de Nicaragua llegaría a través de un proceso electoral, pero los realizado el domingo pasado no llenó sus expectativas por la anulación de tres partidos opositores y el encarcelamiento de siete aspirantes presidenciales de la oposición que se perfilaban como sus principales contendientes.

 

La 51 Asamblea General de la Organización de los Estados Americanos (OEA), que se celebra de manera virtual en Guatemala, debate si se discute y aprueba una resolución para que condene al Ejecutivo que encabeza el líder sandinista por no ofrecer unos comicios libres y confiables.

 

Con casi 26 años en el poder, Ortega es la persona que más tiempo ha permanecido como jefe de Estado en Nicaragua y, de mantenerse en el cargo hasta 2027, garantizaría 31 años.

 

El exguerrillero sandinista, que está en el poder desde 2007, coordinó una Junta de Gobierno de 1979 a 1984 y presidió por primera vez el país entre 1985 y 1990.EFE