El gobierno apoya energías limpias, pero privados deben pagar lo justo: Padierna

Si bien se tienen que impulsar las energías renovables y limpias es necesario que los productores privados de este tipo de energía paguen lo que marcan las leyes, porque actualmente están altamente subsidiadas por el Estado, aseguró la vicepresidenta de la mesa directiva de la Cámara de Diputados, Dolores Padierna Luna.
La legisladora de Morena explicó que los generadores privados no generan electricidad barata y son finalmente los consumidores quienes al final pagan los costos del establecimiento de contratos leoninos y corruptos, de los gobiernos anteriores y que ahora se están revisando.
Aseguró que el gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador impulsa que las fuentes renovables de energía se desarrollen cada vez más, pero con bases sólidas, sin cargar las ganancias de esas empresas en los bolsillos del pueblo de México.
Expuso que las centrales eólicas y fotovoltaicas utilizan varios servicios de la Comisión Federal de Electricidad pero no los pagan, por lo que a la Comisión se le cargan los costos de generación de esa energía.
“Las tarifas de porteo o transmisión de la electricidad, tienen que pagarla conforme a la ley, pero no lo hacen. Deben pagar el servicio de respaldo que les brinda la CFE porque son intermitentes, no producen electricidad las 24 horas del día y los 365 días del año”, subrayó.
Asimismo, puntualizó que estas centrales tampoco pagan la regulación, son intermitentes, hay variación de los voltajes, y la CFE tiene que instalar tecnología sofisticada para regular esos voltajes a fin de evitar cortes en el suministro.
Por otra parte, abundó, están los contratos legados que son todos aquellos que existían antes de la Reforma Energética del 2013-2014, es decir son permisos que se otorgaron desde Carlos Salinas hasta antes de Peña Nieto en el 2013.
“Se les ha subsidiado a lo largo de 30, 20 de 15 años y todavía ahora que la ley los obliga a pagar, no quieren hacerlo. Las tarifas que no pagan generan un déficit que terminan pagando 39 millones de hogares”, sostuvo.
Mencionó que el costo total reportado por el mercado eléctrico mayorista más los costos de operación de los servicios conexos representó 533 mil 444 millones de pesos al cierre de 2018.
Asimismo, citó que los ingresos por la venta de electricidad para la CFE fueron ese año de 390 mil 39 millones de pesos. Hubo una transferencia del Presupuesto de Egresos de la Federación por subsidio de 81 mil 405 millones de pesos, aún así faltaron 61 mil 999 millones de pesos que se cubrieron con los recursos de la Comisión que se obtienen en tarifas de los hogares.
“Los costos reales totales de la CFE en los contratos legados fueron 358 mil 872 millones y el costo reconocido por la CRE en el 2018 fueron 13 mil 300 millones, el déficit lo paga la gente y fueron 45 mil 572 millones de pesos y todavía se amparan, andan con su multimillonaria campaña”, externó.
Por otro lado, señaló que es la primera vez en la historia que ante una crisis económica se apoya a los pobres y ya no a las élites que han tenido el poder a lo largo de 80 años.
Lo anterior sin que haya endeudamiento, aumento de impuestos e incremento de tarifas, sino que se está costeando a través de fondos acumulados en los fideicomisos, recuperando los adeudos fiscales, transfiriendo créditos de la banca de desarrollo y a través de una fuerte política de austeridad.