El laminazo de Gertz a Nieto y a Durazo; el caos por la muerte del Seguro Popular

Alejandro Gertz Manero se va a ir… al cielo.

El fiscal general de la República dio ayer una cátedra de Derecho y un laminazo al titular de la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), Santiago Nieto Castillo, y al secretario de Seguridad, Alfonso Durazo Montaño.

En la Reunión de Embajadores y Cónsules 2020, Socorro Flores, representante permanente de México ante los organismos internacionales en Ginebra, Suiza, le preguntó sobre el respeto a los tratados y el amigo de Andrés Manuel López Obrador y ex secretario de Seguridad del otrora Distrito Federal, fue contundente:

-La FGR, como órgano autónomo, ha sido muy respetuosa de la presunción de inocencia, y qué bueno que lo señala, porque hay unidades, no de la Fiscalía sino del gobierno, que no respetan esa presunción.

¿A quién se refería?

-No hacemos esas afirmaciones que vayan contra la presunción de inocencia, porque no son legítimas y, además, generan una grave crisis en el aspecto procesal, porque luego nos acusan de falta al debido proceso, pero hay quien sí lo hace, y todo el mundo lo sabemos, añadió.

Sin mencionarlos, los acabó.

Es el caso de Genaro García Luna, secretario de Seguridad Pública en el gobierno del nefasto Felipe Calderón Hinojosa, quien enfrenta a la justicia en Nueva York, acusado de lavado de dinero y de recibir millones de dólares del cártel de Sinaloa de Joaquín El Chapo Guzmán a cambio de protección.

Y el raspón alcanzó a quien lo hizo fiscal carnal, el mero preciso, quien también ha prácticamente sentenciado no sólo a García Luna, sino al que se le ponga enfrente.

Sin que esto signifique una defensa del modesto ingeniero mecánico encumbrado por Vicente Fox, Felipe Calderón y Enrique Peña, en México no sólo se le ha señalado sino sentenciado.

Por eso negocia con la justicia de Estados Unidos, por eso quiere declararse culpable a cambio de beneficios en el proceso y en la sentencia.

Y en México tiemblan quienes estaban cerca de él y quienes, presuntamente, fueron salpicados con esos entre seis y ocho millones de dólares que el Jesús El Rey Zambada, hijo de Ismael El Mayo Zambada, jefe de El Chapo Guzmán, le habría dado en distintas entregas.

 

La desaparición del Seguro Popular y las cuotas

¿Se tienen que actualizar las cuotas de recuperación en los hospitales públicos?

Sí.

¿Deben pagar los más pobres por el servicio médico?

No.

Arturo Herrera, secretario de Hacienda, debe asumir la responsabilidad del incremento de hasta 500 por ciento en las cuotas que comenzaron a cobrarse a partir del 1 de enero a los más desfavorecidos.

Porque es una contradicción.

Porque Andrés Manuel prometió acabar con todo lo malo que produjeron 78 años de PRI y 12 de PAN.

Porque el lema de su campaña es “primero los pobres”.

Porque no puede haber gobierno rico y pueblo pobre.

Ayer, el subsecretario de Salud, Hugo López Gatell, reconoció  que se cobran esas cuotas de recuperación y que, acá entre nos, cualquiera que ha acudido a ese servicio de salud lo sabe: cobran de acuerdo con un estudio socioeconómico.

La desaparición del Seguro Popular y el debut del Instituto Nacional de Bienestar (Insabi) ha sido un caos.

Juan Antonio Ferrer, director del Insabi, también pidió denunciar.

Desde el 1 de enero, los casos y testimonios no dejan lugar a dudas: se niega el servicio a quienes no tienen una póliza del Seguro Popular y se cobra hasta 500 por ciento más en las citadas cuotas.

De 88 a 477 pesos por día de cama. Y más.

Y no hay medicamentos ni químicos, necesarios en los tratamientos contra el cáncer, principalmente.

La directora del Hospital General, Guadalupe Guerrero, dijo ayer en entrevista con Cadena 3 que suspenderán a partir de hoy el aumento, que devolverán lo cobrado y que fue un memorándum de la SHCP recibido el 30 de diciembre el que ordenó los incrementos.

Y es que, asegura, se cobraba desde 2015 lo mismo y la orden fue actualizar a 2019.

Pero Andrés Manuel en su conferencia mañanera lo negó.

Pidió pruebas, ejemplos, tangibles, nombres.

Y ahí están los casos publicados y transmitidos en los medios impresos, electrónicos y de internet.

El combate a la corrupción indudablemente era urgente y es plausible, pero no a costa de la salud. Esos gastos son ineludibles. Se tienen que hacer y ya.

Y aquí tiene que ver también el conflicto con los laboratorios farmacéuticos que la AMELAF ha denunciado y en el que la ex oficial mayor, Raquel Buenrostro, hoy en el SAT en lugar de la becada ministro, Margarita Ríos Farjat, fue y es dura.

Cierto que la decisión fue tomada por un subalterno, pero, finalmente, el responsable es él, Andrés Manuel.

 

Vámonos: Gerardo Fernández Noroña es lo peor que tiene la 4T. Su selfie en toalla se seuma a sus innumerables ridículos. Lo peor es que ya le siguen.

 

albermontmex@yahoo.es       @albermontmex

One Comments

  1. Post By Arthur Simon

    La “IDIOTEZ” de un Gobierno Federal, sin “GOBIERNO FEDERAL” el Presidente de la República. Andrés Manuel López Maduro Ortega Trump AMLOMOT puso en Cargos de Importancia Relevante, a personas sin NINGUNA Experiencia Administrativa y de Política Gubernamental. Por eso en sus MAÑANERAS, cuando es Cuestionado, solo alcanza a decir: “YO TENGO OTROS DATOS” (a de decir que en papel del baño) sin demostrarlos, cuan sin embargo el EXIGE PRUEBAS Y NOMBRES.

Comments are closed.