El problema del sargazo no es gravísimo, asegura AMLO

Hasta mil toneladas retira el gobierno de Quintana Roo cada día

TULUM, QR.- El presidente Andrés Manuel López Obrador minimizó ayer el problema del sargazo en las costas de Quintana Roo al señalar que “no es gravísimo, como algunos sostienen”.

“Vamos a seguir apoyando con el asunto del sargazo. Yo no he hablado mucho de eso porque no considero que sea como algunos sostienen, gravísimo”, precisó.

Antes, el gobernador Carlos Joaquín González solicitó el apoyo del presidente frente al desafío que, dijo, representa el retiro diario de mil toneladas de sargazo, en mar y tierra, de las playas del estado.

El mandatario local apuntó que el sargazo “provoca malestar, le quita la belleza a nuestras playas, provoca pérdidas económicas, desempleo, falta de desarrollo y eso ocasiona violencia”.

En otro asunto, López Obrador anunció una inversión de 40 mil millones de pesos para la construcción del Tren Maya en Quintana Roo, cuya construcción, dijo, detonará la generación de empleos.

Durante la entrega de apoyos de los Programas Integrales de Bienestar, se comprometió a crear en la Península de Yucatán una nueva planta de generación de energía eléctrica, a fin de que no haya más apagones.

López Obrador, quien estuvo acompañado por su esposa Beatriz Gutiérrez Müller, dijo que se tiene que ordenar el territorio para el desarrollo, porque ha habido mucho abuso y despojo.

“Y vamos a apoyar también con la construcción del Tren Maya. Nada más esa inversión federal para Quintana Roo es del orden de 40 mil millones de pesos, lo que se va a invertir en el Tren Maya. ¿Y qué va a significar mientras se está construyendo? Muchos empleos en beneficio de la gente y de los que puedan venir a buscarse la vida”, enfatizó.

Agregó que se construirán embarcaciones especiales para retirar el sargazo, que ha dañado las playas del Caribe mexicano, sobre lo cual ya giró instrucciones al secretario de Marina Armada de México, almirante José Rafael Ojeda Durán.

Precisó que el estado vive desafíos como contar con más seguridad, atraer mayor turismo e inversión, así como generar empleos, al ser el principal destino turístico del país, con más de 17 millones de visitantes internacionales y una derrama económica de más de 14 mil millones de dólares para todo el país.

A su vez, al hablar sobre el Tren Maya, el director del Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur), Rogelio Jiménez Pons, dijo que el proyecto que atravesará los estados de Yucatán, Quintana Roo, Chiapas y Campeche, permitirá un ordenamiento territorial de la regio?n.

También permitirá incrementar el nivel de ingreso y creacio?n de empleos, generar una derrama econo?mica en los estados involucrados, traer mayor gasto turi?stico y captacio?n de ingresos en las comunidades, así como mayor infraestructura de servicio para los habitantes, incremento en conectividad y digitalizacio?n, entre otros.

Jiménez Pons comentó que la modificación en el circuito del Tren Maya, permitirá reducir en 55 kilómetros la ruta, lo que significará un ahorro de cinco mil 500 millones de pesos del proyecto.

“Este ajuste, el que sale ganando es el municipio de Tulum, se tendrá que pasar por Cobá, Tulum y de aquí subir hacia el norte a Playa del Carmen. En pocas palabras, la joya de la corona es el paso obligado en el camino hacia el norte”, dijo.

Resaltó que el Tren Maya busca cambiar el paradigma del desarrollo urbano e infraestructura, lo que permitirá el turismo incluyente, respetuoso y “no depredador”, para garantizar que la infraestructura mejore la calidad de vida de las comunidades.