El resurgimiento, en Tlaxcala

En exclusiva, el director del Instituto Tlaxcalteca de Desarrollo Taurino

‘Entre agosto y septiembre comienza la descalada’, señala Luis Manuel Andalco

La ‘descalada’ taurina en nuestro país comenzará en Tlaxcala. Autoridades del estado y los cuatro sectores de profesionales que integran la tauromaquia han tenido reuniones de trabajo para aterrizar la idea.

Luis Manuel Andalco López, director del Instituto Tlaxcalteca de Desarrollo Taurino, confirmó que ‘hemos sostenido varias reuniones con los representantes de los empresarios, ganaderos, matadores de toros y subalternos para tratar el tema de la descalada. Estas juntas de trabajo han estado presididas por la titular de la Secretaría de Turismo del Estado de Tlaxcala, Anabel Alvarado’.

En exclusiva, comenta: ‘La intención de estas reuniones es llegar a un arreglo con todos los profesionales del medio para alcanzar un acuerdo y comenzar la descalada en el estado. Esperamos que haya luz verde para echar a andar el proyecto’.

‘En estas reuniones, los líderes de las agrupaciones se han llevado tarea. Consiste en informar a todos sus agremiados sobre el proyecto, porque para llegar a buen puerto es fundamental la unión de todos los sectores’, precisa y agrega ‘es importante que cada estado trabaje de manera particular para reactivar la fiesta brava. Si entre todos estamos unidos podemos sacar esto adelante’.

El proyecto de la ‘descalada’ taurina en el estado tlaxcalteca incluye corridas de toros en toda su geografía, donde se cuentan catorce plazas fijas, además de los escenarios que suelen dar festejos en escenarios portátiles.

 

FUENTES DE EMPLEO

Señala que fundamentalmente se apoyará a los toreros de la región, que al igual que el resto de los protagonistas del espectáculo taurino, han sido golpeados duramente por la crisis económica generada por el covid-19. ‘Sin embargo esto no significa que no se vayan a programar toreros de otros estados. Estamos abiertos a todo, pero se le dará un impulso a los diestros de la región’.

Esta propuesta obedece también a la necesidad del sector ganadero del estado y es que Tlaxcala, aunque es el estado más pequeño del país, es también el que mayor número de ganadería de toros bravos alberga.

Según datos de la Asociación Nacional de Criadores de Toros de Lidia existen 267 ganaderías registradas en el país, de las cuales 37se encuentran en el estado de Tlaxcala, ubicadas en nueve municipios: Cuapiaxtla, Huamantla, Xalostoc, Tetla, Atlangatepec, Tlaxco, Lázaro Cárdenas, Terrenate y Hueyotlipan, poblaciones de alta y mediana marginación.

‘En estas 37 ganaderías trabajan 200 caporales, es decir que 200 familias dependen de ese ingreso. Hay que contar además que alrededor del campo bravo también trabajan veterinarios, proveedores y muchas personas’.

 

UNA SOLA DIRECCIÓN

Contador de profesión, Andalco López pondera la importancia de la unión en este proyecto. ‘Si no contáramos con el apoyo del gobierno sería imposible poder llevar a cabo la descalada. Las autoridades están en la disposición de apoyarnos. Es claro que sin el espaldarazo del gobierno sería más complicado’.

‘Aquí en el estado, la fiesta brava está declarada como Patrimonio Cultural Inmaterial, pero no podemos dormirnos en nuestros laureles. Hay que trabajar y dar festejos, porque de otra forma la legislación taurina se convierte en letra muerta’.

‘El toro del covid-19 nos ha pegado muy duro a todos. Sin embargo, justo como acontece en el ruedo, entre todos podemos cerrar filas y hacerle la faena. Todos los toros tienen su lidia, incluido este’.

 

TURISMO

Fundamental en la ‘descalada’ es el desarrollo del turismo y es que el estado tiene una amplia oferta para los aficionados a la fiesta brava, algo que a lo largo del tiempo se ha sabido explotar de manera adecuada.

En el estado, además del importante número de plazas que atesora, hay cinco escuelas taurinas, existen trece subalternos en activo y veinte matadores de toros vigentes, sin contar el elevado número de novilleros de la región.

Renglón aparte merecen los artesanos taurinos, sastres, carniceros y todos los beneficiados de alguna manera con la actividad taurina.

 

PLATAFORMAS

Los profesionales consideran que este proyecto podría comenzar entre agosto y septiembre. Calculan que el aforo para las plazas de toros podría ser del 30 por ciento, de tal suerte que para aminorar el impacto económico analizan la posibilidad de transmitir los festejos a través de alguna plataforma digital, como se ha venido haciendo en algunas ganaderías.

‘En cuanto se tuvo conocimiento de este interesante proyecto para relanzar la tauromaquia, Tlaxcala levantó la mano. Queremos ser parte de este renacimiento de la fiesta brava en nuestro país y por eso es que estamos poniendo todo de nuestra parte’, subraya el contador.

La próxima semana volverán a reunirse autoridades y profesionales para aterrizar el proyecto.

 

ASÍ LO DIJO

‘Entre todos debemos lograr que renazca la fiesta brava, que el ejemplo permee en otros estados. Sólo con la unión de todos los involucrados vamos a poder sacar el barco adelante’

Luis Manuel Andalco López

Instituto Tlaxcalteca de Desarrollo Taurino

 

EN CIFRAS

El Estado de Tlaxcala tiene una extensión territorial de cuatro mil 16 kilómetros cuadrados. En su superficie se encuentran 37 de las 267 ganaderías que hay registradas en la República Mexicana y dan trabajo a 200 caporales, sin contar veterinarios, proveedores, rancheros, carniceros y toda la industria que se genera alrededor de la campaña brava.

 

SUBALTERNOS

Entre la estrategia para bajar costos en la elaboración de los festejos taurinos en la ‘descalada’ se cuenta la de decrecer el número de subalternos por tarde, medida que en la unión de subalternos divide opiniones.

 

A PUERTA CERRADA

Durante la cuarentena fue habitual que en diversas ganaderías tlaxcaltecas se lidiaran todos a puerta cerrada. Inicialmente, algunos de estos festejos se transmitieron vía streaming, sin embargo, a petición de las agrupaciones taurinas este tipo de actividad ya no se publicó en redes, aunque la práctica continuó.