El salinismo y el itamismo, en el peñismo; el PRI, urgido; no declinaré, dice Mancera

El salinismo transexenal continúa.

Otto Granados Roldán, oficial mayor en la desaparecida Secretaría de Programación y Presupuesto y director de comunicación social en la Presidencia, con Carlos Salinas de Gortari, es, desde ayer, el secretario de Educación Pública.

El veterano político fue gobernador de Aguascalientes con la ayuda de su jefe y amigo, así como embajador y funcionario en diversos cargos, se queda en lugar de Aurelio Nuño Mayer, que coordinará la campaña de José Antonio Meade Kuribreña.

En el gobierno de Enrique Peña Nieto el salinismo es creciente.

Emilio Lozoya Austin, hoy acusado de recibir dinero de la brasileña Odebrecht, fue director de Petróleos Mexicanos hasta 2016.

Su padre, Emilio Lozoya Thalmann, fue secretario de Economía en el sexenio de Salinas de Gortari… su compañero en la facultad de Economía en la UNAM.

Y aunque el joven egresado del ITAM ya no está en la nómina, su influencia fue y es indudable.

En lugar de Lozoya llegó José Antonio González Anaya, director del IMSS hasta 2016. Hoy es el secretario de Hacienda y Crédito Público, cargo que dejó vacante Meade Kuribreña, para ser candidato del PRI a la Presidencia.

González Anaya es concuño de Salinas de Gortari. Es esposo de Gabriela Gerard Rivero, hermana de Ana Paula Gerard, segunda esposa del ex presidente.

Y, por supuesto, Claudia Ruiz Massieu Salinas, secretaria general del PRI, ex secretaria de Turismo y de Relaciones Exteriores… y sobrina del ex mandatario.

Es hija de José Francisco Ruiz Massieu y de Adriana Salinas de Gortari.

También estaba Sofía Aspe, hija de Pedro Aspe Armella, secretario de Hacienda y Crédito Público en el sexenio salinista.

Tuvo una subsecretaría en Comunicaciones y Transportes y hoy es representante permanente en la OCDE.

Por supuesto, Francisco Rojas, ex director de Pemex y fugaz titular de la CFE en este gobierno. Pedro Joaquín Coldwell, secretario de Turismo salinista y hoy titular de Energía.

El ex presidente mantiene sus tentáculos en el gobierno peñanietista, aunque lo niega e influye directamente en las decisiones.

Alianzas

Al Partido Revolucionario Institucional (PRI) le urge meterse a la pelea.

Pese a la campaña mediática para impulsar a José Antonio Meade Kuribreña y al grave error de Andrés Manuel López Obrador con su amnistía a los narcos, el panorama no es el esperado.

Las encuestas conocidas hasta ahora ubican al tabasqueño y a su partido-negocio, Movimiento Regeneración Nacional (Morena) en el primer lugar, seguido de Miguel Angel Mancera y Ricardo Anaya Cortés, en el enredado Frente opositor, y en el tercer sitio el ex secretario de Hacienda y Crédito Público.

Por eso, el tricolor busca alianzas, acuerdos, coaliciones. Hace pactos, promete pago de facturas, cargos y hasta lo indecible.

Ayer, Meade Kuribreña se reunió con el veleta Luis Castro Obregón, vividor del sistema y líder del partido Nueva Alianza.

Y es que el partido que fundó Elba Esther Gordillo significa cuatro o cinco puntos, claves para ganar una elección que promete irse a tercios y en la que el triunfador difícilmente superará el 30 por ciento.

Nueva Alianza ya ha vendido antes su apoyo. Lo hizo con Vicente Fox, con Felipe Calderón y con Enrique Peña, quien metió a la cárcel a La Maestra, cuando se convirtió en una amenaza para el sistema por su irreverencia y resistencia a la evaluación de maestros, parte clave de la reforma educativa, esa que Nuño Mayer dejó inconclusa.

Es Nuño

Ayer se confirmó la salida de Aurelio Nuño Mayer de la Secretaría de Educación Pública (SEP) para ser el coordinador de la precampaña –en realidad, campaña- de Meade Kuribreña.

Anoche Nuño Mayer, al que despidieron sus subordinados hasta con porras –estos sí aplauden- en sus oficinas, se reunió en el Comité Ejecutivo Nacional (CEN) del PRI, con Enrique Ochoa Reza, líder nacional tricolor, y con su amigo y jefe. Conversaron sobre el desarrollo del proceso electoral de cara al 2018.

Era mejor Chong

Andrés Manuel López Obrador reaccionó ayer a las encuestas y a los movimientos.

-Tengo información de que Meade no llegó ni a burbuja, aunque lo inflaron, se equivocaron. Era mejor Chong, pero Videgaray convenció a Peña y aunque ahora Meade tiene el apoyo de Fox y Salinas.

En Puerto Escondido, Oaxaca, dijo que Otto Granados es un salinista que representa al ex presidente.

Que no declina

Miguel Angel Mancera Espinosa ha intensificado su campaña en busca de la candidatura presidencial.

Ayer se reunió con Ricardo Anaya Cortés, líder del Partido Acción Nacional (PAN) y soñador presidencial.

El ex procurador capitalino asegura que no declinará a favor del llamado Ricky Ricón –por aquello de sus millonarios ingresos- y que se mantiene en la pelea por la candidatura a nombres del Partido de la Revolución Democrática (PRD).

No obstante, insiste en que hará lo que acuerden las dirigencias de los partidos.

Antes reaccionó molesto al reparto que Dante Delgado, dueño de Movimiento Ciudadano, hizo de los cargos y en el que lo envió al Senado.

-Yo creo que no es de una persona, sino del Frente. Se envía una señal equivocada de que no hay comunicación.

Dante, por ejemplo, sería un buen secretario de Agricultura.

Hay que leer entre líneas.

 

De nuevo

Layda Sansores, senadora del Partido del Trabajo (PT), volvió  a hacer su número.

En los pasillos de Xicoténcatl volvió a interceptar a Enrique Peña Nieto en la entrega de la medalla Belisario Domínguez, esta vez a Julia Carabias, ecologista y secretaria del Medio Ambiente en el sexenio de Ernesto Zedillo.

Ahí, la campechana le reclamó la militarización en los estertores de su administración, con la ley de seguridad, y la corrupción intolerable.

Citó la Casa Blanca y más.

Y Peña sólo asentaba a  decir que el Senado lo decidirá –la va a aprobar en breve- y que lo respetará.

En ese sentido, Emilio Gamboa, coordinador de los senadores del Partido Revolucionario Institucional (PRI), asegura que se escucharán todas las voces.

-El Senado va a escuchar las inquietudes de la sociedad organizada en torno a la Ley de Seguridad Interior, dijo al subrayar que esta iniciativa de Ley es para cuidar a la sociedad y no es cierto que militarice a la República.

   Vámonos: En política no hay victorias permanentes ni derrotas para siempre.

albermontmex@yahoo.es                          @albermontmex

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *