¡Electrizante!

Shakira enloquece a los mexicanos en el Estadio Azteca

Hay algo mágico en esa noche… hay un embrujo especial con aroma a café, jungla, hierba, mar, trópico… hay un hechizo cuando las sombras han envuelto las realidades para transmutarlas en sueños… hay algo hipnotizante en la voz, presencia, cadencia de la señora Shakira Isabel Maberak Ripoll cuando se convierte simplemente en Shakira…

Aquella barranquillera que alguna vez anheló se bailarina hoy es una estrella representativa no solamente de su amada Colombia, es esa mujer que simboliza la lucha ganada por quienes nacen, habitan, sienten en Latinoamérica… quizá tener como escenario un estadio de fútbol -el majestuoso Azteca- hizo traer hasta la mente de sus incondicionales que es esposa del señor Gerard Piqué, defensa del Barcelona; pero todo eso se aglutinó para convertir el manto nocturno en un amanecer con rayos de luna.

La embajadora colombiana recuerda aquella juventud llena de ilusión cuando el decir Me enamoré se soñaba con castillos, príncipes, besos de encanto más un cielo acariciando esa pasión; tal vez llegaría un Día de enero trayendo consigo la esperanza de renacer, como ella misma lo ha llevado a cabo en diversas ocasiones.

La travesía por el camino de los sentires suele ser incierta… posiblemente ese cantar de Loca es el mensaje o ¿por qué no? una advertencia para quienes suelen pensar que navegar entre pasiones es soñar despierto o morir imaginando… pudiera ser el aletear de una mariposa multicolor en medio de aquella Brujería.

Shakira arrebata pensamientos, despierta pensamientos aunados a instintos… la ceremonia de danza es el ritual predilecto de su espíritu… al moverse desata las más oscuramente iluminadas fantasías pero -curiosidades del mundo femenino- no los celos de las mujeres que le observan, muy por el contrario ¡oh paradoja quieren ser como ella!

La noche se llena de clamor, de glamour… los halos enmarcan esa presencia que ha hechizado los oídos… no importa si se piensa a sí misma Bruta, ciega, sordomuda… el énfasis al decirlo únicamente hace mover las osamentas con singular alegría a quienes la oyen, la ven, la admiran e incluso hay un deseo de poder obsequiarle alguna caricia.

Es esa misma mujer Buscando un poco de amor… lo sobrenatural no puede quedar fuera del círculo que aún no cierra… emerge el aullido de una Loba viviendo la metamorfosis ¡el poder licántropo en una de sus máximas expresiones! sin llegar a los alcances del señor Lon Chaney jr. el hombre-lobo por excelencia.

La pregunta cruza el viento ¿Dónde estás corazón?… la respuesta la tiene su alma… en el sentir no hay mandato del razonamiento, solamente existe el querer volar hacia quien se ama inventando paraísos, obsequiando cristales para ver a través de esa ventana un amor que se quiere quitar ataduras para ser libre.

La suerte está echada… mirada de Gitana observando un pasado, viendo un futuro, gritando al cielo Estoy aquí… es la señora Shakira mostrando su esplendor que le ha llevado hasta el sitio que habitan quienes han sido predestinados… no importa si lleva los Pies descalzos, tampoco interesa si oculta parte de la faz atrás de Tus gafas oscuras.

La noche va quedando en silencio… Shakira ha vestido

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *