Elevan a 65 años prisión por delito de feminicidio

También aumenta el castigo por abuso sexual a un menor

El pleno de la Cámara de Diputados aprobó con 415 votos a favor y uno en contra reformas al Código Penal Federal para incrementar de 45 a 65 años de prisión a quien cometa el delito de feminicidio, y de mil a mil 500 días multa; por abuso sexual a un menor, por el que se impondrán de 10 a 18 años de cárcel.

La minuta remitida al Senado de la República señala que al servidor público que retarde o entorpezca maliciosamente o por negligencia la procuración o administración de justicia se le impondrá prisión de seis a diez años.

En medio de la indignación generalizada por el asesinato de la niña Fátima y la joven Ingrid, los legisladores federales señalaron que se tiene que contener la ola de feminicidios que afectan al país.

La diputada de Encuentro Social, Esmeralda de los Ángeles Moreno Medina dijo que datos del Sistema Nacional de Seguridad Pública muestran que durante los últimos cinco años el feminicidio aumentó en 137.5 por ciento en el país.

El diputado Iván Arturo Pérez Negrón Ruiz aseveró que es importante salvaguardar la integridad y vida de las niñas, niños y mujeres. El feminicidio es un tema de valores, solidaridad y dignidad porque “estamos hablando de abusos sobre seres humanos, no de política. Ni una menos. Ni un menor más abusado sexualmente. Ni una mujer más violentada, abusada y asesinada. Las queremos vivas”.

Ayer mismo, el pleno de la Cámara de Diputados aprobó un dictamen para reformar el Código Penal Federal para tipificar como delito el acoso sexual, con sanción de hasta 800 días de multa. Asimismo, para precisar la definición del delito de hostigamiento sexual, y estipular que ambos ilícitos prescribirán en tres años.

Actualmente, en este ordenamiento jurídico sólo está tipificado el hostigamiento sexual, el abuso sexual, el estupro y la violación.

El dictamen fue avalado por unanimidad, en lo general y en lo particular, con 432 votos, y lo turnó al Senado de la República para su análisis y eventual ratificación.

Surgió de cuatro iniciativas que presentaron, por separado, un diputado de MC y tres diputadas del PRI, entre febrero y abril de 2019, las cuales fueron dictaminadas por la Comisión de Justicia.

El nuevo artículo 259 Ter establece que “comete el delito de acoso sexual aquella persona que, en el ámbito laboral, escolar o cualquier otro, en el que no medie una relación de subordinación, realice uno o más actos de naturaleza sexual o connotación lasciva a otra persona sin su consentimiento”.

Por otro lado, se aprobó un dictamen para incorporar el concepto de hostigamiento sexual en la Ley Federal del Trabajo y establecer que esta conducta también será causa de rescisión de contratos laborales.

Asimismo, para precisar la definición del concepto de acoso sexual, en ese mismo ordenamiento.

El dictamen reforma diversas disposiciones de la Ley Federal del Trabajo, así como de la Ley General de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia.

Surgió de una iniciativa presentada por las diputadas del PRI, María Ester Alonzo Morales y Dulce María Sauri Riancho, el 11 de abril de 2019, dictaminada por la Comisión de Trabajo y Previsión Social.

Se define al hostigamiento sexual como “el ejercicio del poder en una relación de subordinación real de la víctima frente al agresor en el ámbito laboral, que se expresa en conductas verbales, físicas o ambas, relacionadas con la sexualidad o de connotación lasciva”.

Se estipula que la comisión de hostigamiento sexual por parte de un trabajador será causa de rescisión de la relación de trabajo, sin responsabilidad para el patrón.

Habrá responsabilidades laborales para el patrón, cuando sea éste o algún miembro de su familia quien realice o tolere esta conducta, y sin responsabilidad para la víctima.

En tanto, el concepto de acoso sexual se precisa en la Ley Federal de Trabajo y en la Ley General de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia.

Se indica que el acoso sexual es una forma de violencia que se expresa en conductas verbales, físicas o ambas relacionadas con la sexualidad o de connotación lasciva y en la que, si bien no existe la subordinación, hay un ejercicio abusivo de poder que conlleva a un estado de indefensión y de riesgo para la víctima, independientemente de que se realice en uno o varios eventos.