‘Empecé como ellos’

Dona Mendoza ropa y avíos a la Escuela Taurina de Tetla

Reconoce que los alumnos tienen potencial

El novillero capitalino José María Mendoza tuvo un gran detalle con los alumnos de la Escuela Taurina de Tetla, Tlaxcala, dirigida por el matador de toros José Luis Angelino.

Entrada la noche se presentó con los alumnos a los que les obsequió avíos y ropa de torear que el propio novillero utilizó en sus inicios. Varios con los que debutó.

‘Cuando comencé también fue con avíos y ropa que me obsequiaron. He tenido oportunidad de seguir de cerca el desarrollo de estos jóvenes toreros y de verdad que merecen todo el apoyo’, confiesa.

‘Me tocó un día ver la manera en que se preparan, a la vieja usanza. Durante una tienta, un par de alumnos no estuvieron a la altura de las vaquillas y se regresaron caminando bajo un aguacero. Desbordan afición y disciplina, para ellos no es un juego. Hay alumnos que apuntan y bien. Es su oportunidad de destacar en la vida’, comenta Mendoza, quien desde los once años decidió abrazar la profesión de torero. Hoy, como novillero con picadores, suma dos años en los que ha dejado constancia de sus buenas maneras.

‘Aunque podría pensarse que el matador de toros José Luis Angelino es muy duro con los alumnos es todo lo contrario. Es como un segundo padre para muchos de ellos. Ese día los ojos del torero no ocultaban la tristeza por el castigo. Más tarde me diría que se le parte el alma, pero es por forjar no sólo toreros de los buenos, sino grandes seres humanos’.

Mendoza aprovecha la cuarentena a la vera de su maestro, el diestro de Apizaco Sergio Flores, con quien viaja con regularidad al campo bravo.

Qué gran detalle de este joven torero con las nuevas generaciones.