En la CDMX no habrá toque pero se sancionarán comercios en la Fase 3; INER al tope

En la Ciudad de México no se establecerá el toque de queda, y aunque los capitalinos han hecho un esfuerzo extraordinario por no salir de sus casas, “sí vamos a tomar algunas otras medidas en los próximos días” para evitar aglomeraciones en las calles de la capital y una posible saturación de los hospitales COVID-19.

Sólo se está esperando a que se declare la fase 3 de la contingencia sanitaria para dar a conocer dichas medidas, adelantó la jefa de gobierno, Claudia Sheinbaum Pardo.

Y es que precisó que se tiene registrado un 34 por ciento de ocupación en los 54 hospitales de la Zona Metropolitana del Valle de México, que incluyen nosocomios del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE), Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), Institutos Nacionales de Salud, así como de la Secretaría de Salud Federal, de la Ciudad de México y del Estado de México.
Por ello, insistió que, para evitar la saturación en los hospitales y disminuir los contagios, es importante mantener las indicaciones de la jornada nacional de “Sana Distancia” y evitar salir de casa, si no es necesario, ya que en los últimos días se ha presentado un aumento considerable en la movilidad de las personas en vehículos particulares y transporte público.

 

NO AL TOQUE DE QUEDA, PERO SANCIONARÁ EMPRESAS
“Somos una ciudad democrática, que no vamos a hacer un toque de queda aquí en la ciudad, pero sí vamos a tomar algunas otras medidas en los próximos días que vamos a anunciar. Es increíble lo que han hecho los habitantes de la Ciudad de México, desde las primeras medidas hasta la fecha, pero tenemos que hacer un esfuerzo adicional, y aquí Gobierno y ciudadanía vamos a ir juntos para que podamos lograr que no tengamos saturación en los hospitales”, dijo.
“Estamos esperando a que se declare la Fase 3 para dar a conocer otras medidas para la sana distancia, pero aquí no habrá toque de queda y todo se hará dentro de la ley”, dijo en videoconferencia.

Consideró que Gobierno y ciudadanía deben ir juntos para que no tener saturación en los hospitales y “para ello es necesario disminuir el contacto físico entre las personas”, aunque aseguró que no se llegará al grado de multar o detener a la gente como se hace en otras entidades del país.

“Primero porque creemos en la conciencia de la gente, y segundo, porque no habría capacidad, pues se detiene a la gente y luego, ¿a dónde se lleva?”, dijo la mandataria local.

Manifestó que el trabajo el gobierno capitalino es otorgar los servicios de salud, pero el no propagar el virus, es trabajo de todos.

“Por eso no vamos a tomar medidas como otros; confiamos en la gente, además la policía no se puede dedicar a detener a ciudadanos, su trabajo es cuidarlo de la delincuencia”, aseveró.

Por otro lado, Sheinbaum Pardo dijo que todas las empresas que permanezcan abiertas y que no sean establecimientos mercantiles necesarios en la contingencia sanitaria serán revisados y se sancionarán de acuerdo a la ley, además de que en la Fase 3 se aplicarán otras medidas.

“Es probable que esta martes estemos en condiciones de informar qué empresas se han visitado y cuál será su sanción, así como aquellas que han despedido personal”, dijo.

Acusó que algunas cadenas comerciales cierran sucursales en la zona centro, “digamos las alcaldías Cuauhtémoc, Benito Juárez y Coyoacán pero mantienen abiertas las que tienen en la periferia como en Tláhuac, así que hay varios operativos ya del Invea para cerrar estos establecimientos”.

Indicó que de las 123 empresas que había mencionado despidieron a sus trabajadores, se checa si en algunas no los despidieron, sino los obligan a ir a laborar.

“Eso es lo que estamos viendo y por eso serán parte de las medidas que se van a tomar. Y si en estos momentos están violando la disposición del gobierno de México y obligan a sus trabajadores a ir, pueden hacer su demanda a la Secretaría del Trabajo y Fomento al Empleo de la ciudad vía telefónica”, dijo.

Asimismo, consideró “inaceptable, irresponsable, pero sobre todo, riesgoso” retomar la actividad económica en estos momentos, en que está por anunciarse la Fase 3 de la contingencia sanitaria, ya que habría más contagios y decesos por la enfermedad.

Aseguró que hay “algunos empresarios que están queriendo decir que se debe regresar a las actividades económicas y no tiene por qué ponerse en contradicción la sana distancia de quédate en casa con el tema económico, eso sumamente riesgoso, inaceptable e irresponsable”.

La mandataria local señaló el riesgo que se corre si los comercios retoman sus actividades de manera normal, ya que  “habrá más enfermos que necesitarían más ventiladores y, lamentablemente, ocurrirían más decesos”.

Acotó que sobre esa base es en la que se tiene que trabajar con los empresarios, los trabajadores y con todo mundo para generar las condiciones y sobrellevar esta situación de salud que, por supuesto, con lleva a situaciones de disminución de la actividad económica, y por tanto, afectaciones en la economía familiar en estas circunstancias.

“No puede ponerse en este momento en contradicción regresar a trabajar frente a la pandemia, eso es inaceptable, es irresponsable en este momento todos tenemos que colaborar para que en la medida de lo posible podamos pasar esta epidemia de la mejor manera posible”, insistió.

 

INER SATURADO: SHEINBAUM

Señaló que tan sólo en este fin de semana, el Instituto Nacional de Enfermedades Respiratorias (INER) tiene tal cantidad de personas que requieren ser intubadas, que ya se encuentra saturado por la enfermedad del COVID-19, por lo que se busca ampliar su capacidad de atención.

“Hay hospitales saturados, por ejemplo, el Instituto Nacional de Enfermedades Respiratorias ya tiene saturación de personas que requieren intubarse, pero estamos buscando ampliar la capacidad del INER para que pueda atender a más pacientes”, afirmó Claudia Sheinbaum.

Agregó que también se está buscando ampliar la capacidad de los 54 hospitales que hay en la Ciudad con la compra y distribución de insumos, así como con la contratación de personal para atender a las personas enfermas en la Zona Metropolitana del Valle de México.

“Hay capacidad planteada para esta semana, una para la próxima, una para la otra, depende del modelo epidemiológico y de los ventiladores que han llegado con acuerdo del gobierno de México con Estados Unidos, China, y otras adquisiciones del Insabi y del ISSSTE e IMSS”.

Respecto a los insumos adquiridos por el gobierno mexicano en China, dijo que ya se recibió en la Ciudad de México un porcentaje del primer cargamento y que se está esperando la entrega de ventiladores y monitores.

“Es un porcentaje, ya nos llegó del primer envío que vino, estos equipos que están llegando son principalmente para protección del personal de salud, en la semana está esperando el canciller equipamiento: ventiladores y monitores”, explicó.

En tanto, Gustavo Reyes Terán, titular de la Comisión Coordinadora de Institutos Nacionales de Salud y Hospitales de Alta Especialidad, señaló que los hospitales que hicieron la reconversión para atender a los pacientes con  COVID-19 en la Ciudad de México y el Estado de México tendrán 150 monitores y ventiladores, de 200 que llegarán de China este martes.

Durante la videoconferencia con la jefa de Gobierno, indicó que el Hospital General de México tendrá 60 ventiladores, 50 irán al Hospital Regional de Ixtapaluca, 25 irán al Instituto Nacional de Enfermedades Respiratorias (INER) y 15 al Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición.