En la marcha de mujeres no hubo abuso de autoridad y sí policías heridas; con todo “fue pacífica”

No obstante los lesionados y los desmanes ocasionados durante la marcha que se llevó a cabo ayer, en el marco del Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, para el gobierno de la Ciudad de México hubo prácticamente “saldo blanco” y fue “pacífica”.

Claudia Sheinbaum Pardo, jefa de gobierno, aseveró que no se evidenció abuso de autoridad durante la marcha feminista, y que más bien, varias mujeres policías resultaron heridas.

En videoconferencia de prensa, acusó que los desmanes fueron cometidos por un grupo pequeño de manifestantes y algunas de ellas fueron heridas por los petardos lanzados por sus propias compañeras.

“Se tuvo varias pláticas con distintas organizaciones que hicieron esta manifestación desde días anteriores, como ustedes vieron prácticamente no hubo presencia policial durante el recorrido de la manifestación. Hubo algunos vidrios rotos por parte de algunas manifestantes y no hubo presencia policial, donde inició la presencia policial es cuando un grupo de manifestantes quiso entrar a la Catedral, se saltaron la reja de la catedral y aventaron petardos, entonces ahí había Policía cerca para proteger la Catedral, no solamente, la Catedral no solamente es un templo y un recinto religioso sino es también Patrimonio Cultural de nuestro país y yo diría de la humanidad. La Catedral es un edificio de una antigüedad muy importante y además de todo lo que representa en términos de la historia de México y es labor del Gobierno el resguardo de estos recintos.
“Entonces ahí fue donde hubo Policía (actuó), después intentaron llegar a Palacio Nacional también con petardos y ahí fue donde entraron policías a poder resguardar también Palacio Nacional y después la otra cosa que quisieron hacer fue quitar todas las carpas o más bien, agredir a las personas que están en el plantón de FRENAAA y ahí fue donde entró (la) Policía.

“No hay más que unas personas que estaban en Catedral que resultaron heridos, algunas manifestantes, pero por el uso de fuego y de petardos que se lastimaron a sí mismas y en realidad hay policías heridas, agredidas por un grupo muy pequeño de manifestantes porque no se puede decir las manifestantes sino un grupo muy pequeño”, explicó.
De su parte, Arturo Medina, subsecretario de Gobierno capitalino, aseveró que la manifestación fue pacífica, a pesar de la cifra de lesionados y daños.

En entrevista televisiva, explicó que durante la protesta se llegaron a varios acuerdos con algunas de las organizaciones y colectivas que participaron, para mantener la seguridad y la paz.

Señaló que en el tramo del Monumento a la Revolución al Eje Central Lázaro Cárdenas, no hubo presencia de policías, dando ejemplo de que una protesta puede ser pacífica sin la vigilancia de las autoridades.

“Hay que destacar que fue pacífica en gran parte, aunque los números pueden contradecirlo, pero se llegaron a muchos acuerdos, se trató de generar un consenso de que una movilización es pacífica también cuando no hay policías y esto debería ser una regla para las movilizaciones. “Aspiramos a que sea así, pero para que ocurra también tienen que haber ausencia de violencia, no queremos ver fuego, no queremos ver martillos rompiendo vidrios y vamos a seguir haciendo un llamado a que las movilizaciones sean pacíficas”, dijo.

El funcionario capitalino aseguró que, al igual que en otras manifestaciones, se hará un balance de las acciones realizadas para contención de protestas, con la finalidad de perfeccionar el protocolo, garantizando el derecho a la libre expresión.

La víspera, el gobierno de la Ciudad de México habría dado a conocer que el saldo de la manifestación de mujeres en el Centro Histórico fue de 20 civiles lesionados y atendidas en el lugar, así como 23 policías lesionadas, de las cuales seis fueron hospitalizadas.

La Secretaría de Gobierno acusó a la Colectiva de Acción Directa de incumplir el acuerdo de manifestarse pacíficamente al derribar al derribar las vallas frente a Palacio Nacional, por lo que elementos del agrupamiento Ateneas de la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC) conformaron un cerco para evitar que fuera vandalizado, lo cual no se lorgó.

Es más, la Dirección General de Conservaduría de Palacio Nacional (DGCPN), dependiente de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), señaló que iniciará un proceso de atención integral para contrarrestar las pintas con aerosol que se hicieron la tarde de ayer por manifestantes en la fachada principal del Palacio Nacional.

Después de la elaboración de un reconocimiento fotográfico, y en cuanto la Coordinación Nacional de Conservación del Patrimonio Cultural (CNCPC) del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) registre las afectaciones, el área técnica de la DGCPN ejecutará la remoción de las pintas en las superficies pétreas y en el portón central de madera del recinto.

También, sostuvo que en atención a las recomendaciones de la CNCPC, los restauradores y técnicos de la DGCPN limpiarán la cantera a través de la aplicación de disolventes orgánicos como acetona, xileno y acetatos de etilo y amilo, entre otros, los cuales serán removidos con agua aplicada a presión moderada con hidrolavadora.

En lo que respecta al portón de madera, la limpieza inicial se hará en seco mediante cepillos de cerdas naturales y aspiradora, protegiendo los herrajes y chapetones, y se continuará con la aplicación de un procedimiento físico-químico, y en caso de que haya residuos de pigmentos que permanezcan fijos, se retirarán con bisturí.