En San Lázaro, estrategia conjunta, todos coludos o todos rabones

En San Lázaro, estrategia conjunta, todos coludos o todos rabones

La presidenta de la Cámara de Diputados, Laura Rojas compartió el pan y la sal con los periodistas que cubren la fuente.

Son encuentros que le permiten compartir de viva voz la agenda de su presidencia para el periodo encomendado de un año.

La señora presidenta tiene tablas como legisladora, no es la primera vez que esté en el Congreso de la Unión, sabe de los problemas y sabe de las tomas de tribuna, de ser rehenes no solo de las bancadas inconformes, sino de los manifestantes afuera del recinto que toman el inmueble para cerrar los accesos.

Quien no recuerda cuando el entonces mandamás Manlio Fabio Beltrones en el 2012, con su vagancia política  decidió, de última hora y sin avisar para no poner en alerta, el utilizar una nueva sede para sesionar,  porque los perredistas prácticamente tomaron el recinto y cerraron los accesos hasta con cadenas y grandes candados para impedir sesionar, era la reforma energética y no querían se aprobara.

Que decir cuando también decidieron sesionar en el centro Banamex de Conscripto, a varios kilómetros de San Lázaro, para debatir y aprobar la reforma educativa. Los maestros nomás no soltaron la Cámara de Diputados y la mantuvieron secuestrada, algo similar a lo que ocurre hoy.

Desde luego que esas eran las alternativas que nomás los rijosos o reclamantes no se las sabían, no podían adivinar ni andar siguiendo a los diputados.

Bueno, Laura Rojas junto con el líder con mayoría de los legisladores, Mario Delgado de Morena trascendió que descartaron tomar esa estrategia y al contrario le apostaran por el dialogo y convencimiento con los manifestantes.

Ayer  Rojas habló que están trabajando en conjunto con los coordinadores de las fracciones parlamentarias para implementar un protocolo de salvaguarda contra lo que se conoce, aunque no lo acepte la CNTE, de esos secuestros.

Que la idea es que no se impida el trabajo legislativo, eso sí, ingresar al inmueble pero sin utilizar la fuerza pública.

Apenas había tomado la presidencia y la diputada Tatiana Clouthier estaba con los primeros ataques, es decir criticar lo que a don Porfirio nomás no le exigieron.

Dicen los que saben que por eso la señora presidenta está tratando la estrategia, junto con Mario Delgado al más alto nivel, es decir con la Secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero y en ella se involucra también a los coordinadores para que la medida se tome de manera conjunta y en consecuencia el éxito o fracaso sea también compartido. Es decir todos coludos o todos rabones.

SOLO UN MILAGRO PARA LLEVAR A JUICIO A GOBERNADOR DE VERACRUZ

En el Senado de la República que preside Mónica Fernández, el mandamás Ricardo Monreal tendrá que echar toda la carne al asador de talento para no terminar arrollando con su aplanadora la petición de sus pares del PAN de llevar a juicio político al gobernador morenista de Veracruz, Cuitláhuac García.

Hoy ese grupo encabezada por la senadora Indiria Rosales San Román, junto con Julen Rementería y Damián Zepeda demandarán sobre la desaparición de poderes que buscan en Veracruz contra su gobernador, es decir llevarlo a juicio político.

Las causas pueden ser interminables, pero los panistas de antemano saben que no pueden lograrlo solos pues cuentan con 25, necesitan de la oposición, con 14 del PRI de Miguel Angel Osorio Chong y 9 de Dante Delgado de Movimiento Ciudadano; lo más grave del partido con mayoría que es Morena y que comanda Monreal.

Se necesitan las dos terceras partes de los 128 senadores y solo cuentan con 48 de 86  y créame que Monreal nunca se los ofrecerá, primero porque es el gobernador de  su partido y, segundo difícilmente hacen ese tipo de juicios políticos contra gobernadores de cualquier color,  salvo cuando lo ordena el Presidente en turno y si es que tienen esa mayoría. Hoy ninguna fuerza política ni con alianza les alcanza.

VENTA DEL AVION PRESIDENCIAL PARA RESOLVER AGUA EN HIDALGO

Ayer el Presidente Andrés Manuel López Obrador pago la gira pendiente que tenía programada los fines de semana para supervisar, junto con el director general del IMSS, Zoé Robledo  los hospitales del Seguro Social y tocó al estado de Hidalgo. La idea es conocer las necesidades y armar la estrategia para mejorar la atención médica y la calidad laboral.

Llegaron al número 55 y pretenden concluir el total  de 80 más menos, en el próximo mes. Además de visitar los hospitales, el Presidente aprovechó para comprometer una parte del dinero que logre por la venta del avión presidencial para destinarlo a resolver el problema del agua en Zacualtipán,  en esa entidad.

Jachavez77@yahoo.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *