En sesión presencial, aprueba Congreso de la CDMX sesiones remotas ante la emergencia

En sesión presencial, el pleno del Congreso de la Ciudad de México aprobó reformas a sus leyes internas para permitir la sesiones remotas en caso de emergencia, como es la contingencia sanitaria por el coronavirus Covid-19.
Con cubrebocas, caretas y manteniendo la sana distancia, los legisladores locales avalaron por unanimidad la modificación a la la Ley Orgánica y del Reglamento y con lo cual se posibilita la realización de sesiones remotas de pleno, comisiones y comités.
Con el objetivo de atender el trabajo legislativo durante el periodo de confinamiento, los diputados acudieron a la sesión presencial en la que se aprobó esta propuesta, en la que se tomaron cuenta las iniciativas de los diputados de Morena José Luis Rodríguez Díaz de Léon y Alberto Martínez Urincho, y del panista Jorge Triana Tena.
El dictamen aprobado ayer mismo por la Comisión de Normatividad, Estudios y Prácticas Parlamentarias, establece que la sesión vía remota, entendiendo que es aquella en la que convergen las diputadas y los diputados del Congreso en pleno, conferencia, mesa directiva, Junta, comisiones, comités, Comisión Permanente, o en su caso, de las unidades administrativas, por medios tecnológicos de comunicación para efectuar la transmisión y recepción de datos, documentos electrónicos, imágenes e información.
Se establece que se realizarán en casos en que se ponga a la sociedad en grave peligro o conflicto, previa declaratoria oficial emitida por la autoridad competente del ámbito federal o local, a efecto de no interrumpir sus funciones o atribuciones previstas en la Constitución Política, en los tratados internacionales en los que el Estado mexicano sea parte, la Constitución local y las leyes aplicables.
En las sesiones remotas se deberá verificar la asistencia, el quórum y la votación por medios de autenticación biométricos, debidamente autorizados.
También quedó establecido que las sesiones virtuales deberán ser registradas en el Diario de los Debates, así como que se harán públicas sus versiones estenográficas.
En las sesiones vía remota, las convocatorias publicadas en la Gaceta Parlamentaria tendrán plena validez, así como las comunicadas por medios electrónicos oficiales de las diputadas y los diputados.
La Junta de Coordinación Política deberá expedir los lineamientos para determinar los medios y las formas en los que se habrá de sesionar, sin poner en peligro la integridad de las legisladoras y los legisladores, así como el personal que los asesora y el personal administrativo, cumpliendo con las responsabilidades que la ciudadanía depositó en el Congreso.
La coordinadora de los diputados de Morena, Martha Ávila Ventura, subrayó que el objetivo es acabar con la parálisis legislativa, evitando así el retraso en la atención de temas prioritarios para la Ciudad, como la atención de la pandemia, la iniciativa para reformar la Ley de Reconstrucción, presentada por la Jefa de Gobierno, así como la reforma electoral en materia de violencia política contra las mujeres en razón de género, entre otras.
Mientras, el coordinador de los diputados del PAN, Mauricio Tabe, advirtió que las sesiones remotas no pueden ser utilizadas como una puerta de entrada para el mayoriteo, al agandalle de facultades o para resolver disputas partidistas electorales.
Señaló que es imprescindible dar certeza a los ciudadanos de que el legislativo local no paralizará sus trabajos y avanzará en la atención de sus demandas. “Reconocemos el esfuerzo de diálogo y de consenso. Cuando se pretende imponer solamente la voz de unos por mucha fuerza que tengan, se traba el Congreso”, dijo.
Agregó que esta oportunidad de sesionar virtualmente debe servir para concentrar toda la agenda en los problemas más importantes de la Ciudad e, incluso sumar fuerza con el Gobierno para atender mejor la reactivación económica.
Al razonar su voto, la diputada Gabriela Salido Magos, quien presentó la primera iniciativa para regular las sesiones remotas, destacó el acuerdo tomado para transitar a esta nueva modalidad virtual “lamentablemente no estábamos listos para adoptar este tipo de sesiones, pues dicha modalidad no está contemplada en nuestra normativa”.
Dijo estar convencida del uso de las nuevas tecnologías puede agilizar y facilitar los trabajos que se realizan en múltiples ámbitos públicos, en el caso del Congreso de la ciudad.