Es de más de 3 mil iniciativas rezago legislativo en Senado

POR RITA MAGAÑA

Al concluir el periodo ordinario, el Senado de la República arrastra un rezago legislativo con cerca de 3 mil 378 iniciativas, un tema que otra vez queda pendiente es la regulación del cannabis, también la ley de justicia cotidiana, que repercute en juicios civiles y familiares de los 32 estados.

Según el calendario aprobado en el Senado, el pasado miércoles se clausuró el período en curso, que la Constitución establece que no puede prolongarse más allá del 30 de abril.

No obstante, los senadores dejan pendientes por resolver, como el nombramiento de dos comisionados del Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (INAI), otra es la Ley General de Aguas, que tiene casi nueve años detenida.

La legislación en materia de despenalización del uso lúdico de la mariguana quedó descartada en este periodo ordinario, ante la imposibilidad de consenso entre los grupos parlamentarios partidistas, la cual ha estado atorada por más de un año.

La última vez que se debatió fue el 10 de marzo del 2021, cuando la Cámara de Diputados aprobó la Ley Federal para la Regulación del Cannabis, la minuta fue enviada al Senado.

Al respecto, el coordinador parlamentario de Morena, Ricardo Monreal Ávila, adelantó que impulsará un periodo extraordinario de sesiones para aprobar la regulación del cannabis, pues se ha realizado un gran esfuerzo para sacar adelante este proyecto, “pero no hemos logrado, hasta este momento, ponernos de acuerdo”.

Prometió que platicará con los coordinadores de los grupos parlamentarios de oposición para alcanzar el consenso en este tema.

“Quiero que trabajemos estas dos o tres próximas semanas y convocar a un Periodo Extraordinario, sólo para el efecto de la mariguana. Pero todavía no tengo el consenso de los grupos parlamentarios. Voy a platicar con ellos”, reconoció.

Sin embargo, los senadores están apremiados por la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), jueces de distrito o convenciones internacionales para corregir omisiones y legislar en materia procesal civil y familiar, propaganda gubernamental y contra el racismo, entre otros asuntos pendientes.

Se trata de regulaciones pendientes durante años, pero ahora los legisladores enfrentan la posibilidad de incurrir en desacato por la falta de emisión de algunas leyes para las que el Poder Judicial les ha fijado plazos.

Otro de los retrasos que enfrenta el Senado es emitir la llamada Ley de Justicia Cotidiana, que deberá constituirse como una legislación procesal única que homologue procedimientos para los juicios en materia civil y familiar en el país, lo que debió legislarse desde 2018.

La reforma al artículo 73 constitucional en esa materia fue avalada por el Congreso desde 2017 y los legisladores se fijaron un plazo de 180 días, el cual ya fue rebasado por casi tres años.

En la acción de inconstitucionalidad 144/2017 la SCJN declaró inválida una legislación de Coahuila y recordó la responsabilidad del Congreso de emitir la ley secundaria, pues sin ella ninguna entidad puede emitir su propia ley y todas están en espera de un marco federal.

Entre las legislaciones pendientes está la relacionada con la prensa es la Ley General de Comunicación Social, en diciembre del año pasado la SCJN ordenó al Congreso crear un nuevo marco normativo en la materia, luego de resolver un amparo interpuesto por la organización Artículo 19.

La asociación civil argumentó que la actual Ley General no tiene reglas claras para que las instituciones públicas inviertan en publicidad en los medios de comunicación, lo cual se puede prestar a que haya un control de la prensa a través de los recursos económicos públicos.