Escasez desata sicosis en CDMX

El problema de la falta de gasolina llegó el lunes a la Ciudad de México y se agudizó ayer, pues prácticamente unas 50 estaciones se vieron afectadas ya fuera por falta de combustibles o por la sobredemanda, en las alcaldías Miguel Hidalgo, Alvaro Obregón, Tlalpan, Benito Juárez, Cuauhtémoc, Cuajimalpa, Venustiano Carranza y Tláhuac.

En el sur de la capital del país, en la zona de Miramontes, al menos cuatro estaciones estaban cerradas y en la única que se podía cargar es la que se ubica a un costado de Walmart Miramontes y Heroica Escuela Naval Militar.

En la zona de Santa Fe, el lunes se vendían 20 litros, ayer se redujo a 10 litros por vehículo, y en otras más no se venden más de 200 pesos, mientras que por la avenida Zaragoza sólo se comercializaba Premium.

Otras más en Copilco, San Angel y en la zona de hospitales en San Fernando, señalaron que ya no tenían diésel por lo que muchas rutas de camiones ya se estaban viendo afectadas.

Hasta la tarde de ayer se contabilizaban más de una veintena de estaciones afectadas como la de Congreso de la Unión y Lorenzo Boturini; la de Vasco de Quiroga y avenida Tamaulipas; en Prolongación Paseo de la Reforma 271; Calzada de Tlalpan y Eje 8 Sur; la de Picacho Ajusco y Chemax.

También la de avenida Tláhuac y Gallo de Oro; en avenida Constituyentes y Protasio Tagle; en Francisco del Paso y Troncoso y Contadores; en Canal de Miramontes y Acoxpa; Félix Cuevas y Adolfo Prieto; Plutarco Elías Calles y Ermita; Eje 5 Sur y Rojo Gómez; Revolución y Rembrandt; Presidente Masaryk; Eje 6 Sur y Petén; Escorpena y avenida Tláhuac; Reno y avenida Tláhuac; la de Eje 3 Oriente y Metro Aculco.

De igual forma las dos estaciones que se ubican sobre Periférico a la altura de la colonia Ángeles Apanoaya; entre el kilómetro 3 y 21 de la carretera México-Toluca había tres estaciones cerradas y dos saturadas; la de Pino y Antonio Valeriano; Reforma e Insurgentes; Héroes Ferrocarrileros y Dr. Enrique González; Aldama y Mina; Hank González y Boulevard de los Guerreros.

Por la mañana, el presidente de la Organización Nacional de Expendedores de Petróleo (Onexpo), Roberto Díaz de León, confirmó la existencia de combustible en las terminales marítimas del país, pero el gran problema o “desafío es internar el producto”.

No obstante, señaló que si se involucraran todos los autotanques posibles, hasta de organizaciones como la Canatram (Cámara Nacional de Transportistas) o de la Canacar (Cámara Nacional del Autotransporte de Carga) para distribuir la gasolina y conforme se vayan “asegurando” tramos de ducto, el servicio en las gasolineras podría comenzar a normalizarse este viernes.

Comentó, en entrevista radiofónica, que se tiene conocimiento que hacia Guadalajara se ha enviado “una cantidad importante de barriles”, y este lunes se abrió el ducto en el Bajío, para atender el municipio de León, Guanajuato.

De ahí que espera que dentro de la estrategia, el planteamiento sea paralelo en incrementar el número de pipas para atender la demanda y aperturar los ductos, junto con la disminución de las compras de pánico, “pueden combinarse estos factores para que esto se vaya solucionando de manera favorable en menor tiempo”.

El dirigente de la Onexpo precisó que en la frontera norte del país, son menores los casos, como los de Coahuila y Tamaulipas, y que los municipios más afectados son Toluca y Valle de Bravo, Interlomas en el Estado de México; Querétaro capital y Santiago.

El norte de Guanajuato es en donde León “vive una situación delicada”; mientras que en Michoacán hay producto en la costa, como Lázaro Cárdenas, pero Morelia apenas está recibiendo producto y “se ha visto impactada”, así que el problema en la zona del “Bajío ha sido más agudo”, aunque los estados de Colima e Hidalgo también han tenido afectaciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *