Espacio fiscal acotado por baja recaudación: SHCP

El gobierno federal tiene confianza de que el Presupuesto de Egresos para 2020 tenga un impacto positivo desde este año, aun cuando el Congreso no ha aprobado el paquete económico, la ley prevé que se tengan procesos licitatorios desde ahora, señaló el secretario de Hacienda, Arturo Herrera Gutiérrez.

En cuanto a la recaudación, el funcionario federal reiteró que en los primeros 3 años de esta administración no se aumentarán ni se crearán nuevos impuestos, por ese se busca cobrar lo que se permite legalmente, que incluye a plataformas digitales.

Aclaró que el gobierno federal no puede gastar ni recibir bienes y servicios antes del 1 de enero de 2020, pero si licitar desde ahora y si se hacen los fallos, se tendrá el impacto desde 2019.

Tras concluir la comparecencia del funcionario federal ante el pleno senatorial, senadores del PAN subieron a tribuna para mostrar una manta con la leyenda. “Cae la inversión. Cae el empleo, Crecimiento 0%. No, no estamos felices” y otra que decía: “Morena te cumple; cero crecimiento”.

Sin embargo, los senadores morenistas no se quedaron atrás y también mostraron sus mantas para denunciar las condonaciones de impuestos en otros sexenios.

Durante la comparecer, con motivo de la Glosa del Primer Informe de Gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador, Arturo Herrera presumió los programas sociales, que permitirán combatir la pobreza en la que vive la mitad de la población.

El funcionario federal admitió que la recaudación fiscal es poca y la inversión pública también, por lo que México tiene un espacio fiscal acotado, debido a que recauda alrededor del 13 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB), cuando la media en América Latina ES DE 17 por ciento.

Indicó que la tasa de inversión pública es demasiado baja al ubicarse en 2.9 por ciento, por eso insistió en que no se crearan más impuestos, al menos, en los próximos 2 años.

Sin embargo, el titular de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) mencionó ajustes tributarios en plataformas digitales, como Netflix, Google, Amazon, entre otras, a fin de lograr 30 mil millones de pesos como recaudación.

El funcionario federal garantizo que no se quedara con “las manos cruzadas” para sacar a flote la economía y las finanzas públicas del país.

Detalló que el país experimenta una disminución en el dinamismo de la actividad económica, que se sincronizó con la evolución de la economía mundial, pero la dependencia a su cargo impulsó acciones contracíclicas.

Y es que precisó que se busca evitar posibles “choques externos” como consecuencia de la desaceleración o recesión de 5 principales económicas del mundo, incluidos Alemania y Estados Unidos.

Por ello, mencionó que una de las medida que se pusieron en marcha fue orientar hasta 485 mil millones de pesos para impulsar la creación de infraestructura financiera, inversión física y apoyar el gasto de consumo de los hogares.

Además, agregó, el arranque en 2019 de procesos de adquisición de bienes y servicios, que consumirá el gobierno federal en 2020.

También, comentó que se detonarán 50 mil millones de pesos en diferentes regiones del país, sin un impacto presupuestal, pues el gobierno federal, de manera conjunta con el sector privado, trabajará en proyectos carreteros, hidráulicos, transportes y de desarrollo urbano, cuyas licitaciones estarán listas en este año y arrancar con todo en 2020.

Arturo Herrera advirtió que, si las cosas no cambian y se sigue creciente a tasas como las de los últimos 34 años, México no será una economía de avanzada y países de América Latina, como Chile, en los próximos 100 años serán 4 veces más ricos que nuestro país.

Al referirse a las tasas de crecimiento de la economía nacional, Arturo Herrera reconoció que países de la región, como Chile y Uruguay, nos alcanzaron y ya nos rebasaron, México entre 1983 y 2017, ha tenido un crecimiento en promedio real de únicamente 2.4 por ciento.

“Si consideramos que la población en el mismo estaba creciendo más de 1 por ciento, esto quiere decir que el PIB per cápita del país había crecido apenas alrededor del 1 por ciento, esta es una de las tasas de crecimiento más bajas de América Latina”, expuso.

Citó como ejemplo que en el mismo periodo Chile, Colombia y Perú crecieron a tasas del 4.9 por ciento, 3.6 y 3.5, respectivamente.

Indicó que tasas de crecimiento de esta magnitud implica que el ingreso promedio de los habitantes de México se está duplicando a estas tasas cada 87 años, mientras que el de Chile lo hace cada 19 años.

“Es decir, sí las cosas no cambian en los próximos 100 años, Chile va a ser más rico que México, estas son las diferencias hay entre una economía de avanzada y una economía en desarrollo”, destacó.