Esperan más de cien años de cárcel a asesinos de Fátima

Por el secuestro y homicidio de la niña Fátima Cecilia de siete años de edad ayer fueron vinculados a proceso Mario Alberto Reyes Najera y Gladis Giovana Cruz Hernández.

Los delincuentes iniciaran su proceso en el cual se espera que la autoridad judicial les imponga la máxima pena condenatoria de ley que podría llegar más de cien años.

El juez que lleva el caso calificó de legal la detención, además aceptó las pruebas que entregó el Ministerio Público.

Con todos los elementos, el juzgador decidió vincular a proceso a los ya denominados “Chacales de Tulyehualco”.

Para comprobar la responsabilidad fueron definitivos todos los elementos encontrados en la vivienda cateada en la delegación Xochimilco.

Como se recordará, en el este lugar se encontró la ropa de la pequeña Fátima Cecilia, sus zapatos, así como otras pertenencias.

Lo mismos, fotografías de Gladis Giovana y Mario Alberto, por lo que se confirmó que habían estado en ese lugar.

Al juez también se le presentaron varios peritajes y dictámenes de genética, como lo que se comprobó su presencia e incluso pruebas de manchas y fluidos.

Gladis Giovana seguirá en el Centro Femenil de Reinserción Social Santa Martha Acatitla y el Mario en el Reclusorio Preventivo Varonil Oriente.

Ambos, están en lugares apartados y con vigilancia las 24 horas, pues no se descarta sufran agresiones de otros internos o que ellos mismos traten de suicidarse.

Además, el juez fijó un plazo de cuatro meses para el cierre de la investigación complementaria.

El viernes, otro juez había emitido órdenes de detención por secuestro agravado y feminicidio en contra de Giovana y Mario Alberto, como han sido identificados los sospechosos de la agresión sexual y asesinato de la niña de 7 años Fátima en Ciudad de México.
Desde que fueron detenidos el miércoles en la noche, los implicados fueron acusados de cohecho debido a que ofrecieron dinero a los policías para que los dejaran huir.
Se disponía de 48 horas para presentar más pruebas y, finalmente, estas se lograron y los detenidos serían presentados ante un juez acusados de feminicidio y secuestro agravado, tal como ocurrió.
El miércoles por la noche las autoridades mexicanas informaron de la captura de los dos presuntos responsables del asesinato de Fátima, quien fue hallada muerta hace unos días dentro de una bolsa tras haber sido secuestrada a la salida de su colegio.
De acuerdo con el informe de las autoridades, miembros de la Guardia Nacional recibieron la denuncia de una familiar de los acusados que informó sobre el paradero de Giovana y Mario Alberto, pareja sentimental, y ayudaron a la Policía a llegar a ellos, que se estaban escondiendo.
Los sospechosos de perpetrar este crimen que ha conmocionado a México fueron detenidos en la localidad de La Palma, municipio de Isidro Fabela, en el Estado de México.