Estructura de poder


Un gran escándalo que impacto al mundo político fue la detención del connotado abogado Juan Ramón Collado, acusado de lavado de dinero y delincuencia organizada.
Collado es símbolo de una sólida estructura de poder integrada por los expresidentes Enrique Peña Nieto, Carlos Salinas de Gortari y negros personajes como Carlos Romero Deschamps, entre otros muchos más.
Esta estructura de aunque hoy desplazada, sigue siendo muy sólida y peligrosa, pues ahí se aglutinan siniestros personajes muy identificados por la ciudadanía como perversos y corruptos.
Habrá que ver si este golpe se consolidad con un pulcro proceso judicial que culmine con las pruebas necesarias para dictar una larga sentencia.
El abogado era conocido por su sagacidad en sonados casos de corrupción y por su riqueza, misma que hoy lo ha puesto tras las rejas, especialmente el manejo de la empresa Libertad Servicios Financieros, que se presume era el instrumento para lavar dinero.
Si las indagatorias progresan contra Collado y también las que existen contra Emilio Lozoya, el régimen lopezobradorista podrá asegurar en los hechos que combate la corrupción y la impunidad, mismas que han reinado en el país desde hace décadas.

SUSURROS
En los últimos sexenios se hizo creer que el manejo de las finanzas, era ajeno a la política de gobierno, cuando las finanzas siempre han obedecido a alguna política, sea cual sea.
La imperante en los últimos sexenios era la política financiera global impuesta por el Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional para beneficio de la gran empresa trasnacional.
Ya en el pasado un Presidente de México, Luis Echeverría Álvarez, sostuvo en frase célebre “la economía se maneja desde Los Pinos”, justo cuando pidió la renuncia a Hugo B. Margáin, como Secretario de Hacienda y Crédito Público.
Ahora la historia se repite con la renuncia de Carlos Urzúa a la SHCP, para definirse que la política económica se maneja desde Palacio Nacional, porque Los pinos son hoy una casa de cultura popular.
Iluso seria quién pensara que un Secretario de Hacienda puede determinar el sentido de todas sus funciones sin consentimiento del Presidente de la Republica, porque se debe recordar que los integrantes del gabinete son Secretarios, ni siquiera Ministros, los cuales cuentan con un grado más de autonomía.
Urzúa se va y Arturo Herrera asciende a la titularidad de la Secretaria de Hacienda, así sucedió también cuando AMLO fue Jefe de Gobierno de la Ciudad de México, nombró a Carlos Urzúa, Secretario de Finanzas, quien le renuncio con argumentos similares a los actuales; lo sustituyo Gustavo Ponce, que fue a la cárcel tras el escándalo del Bellagio en las Vegas, para dar paso a Arturo Herrera como Secretario de Finanzas de la Ciudad Capital.
Herrera y AMLO son viejos conocidos, y el Nuevo Secretario de Hacienda sabe muy bien quien toma las decisiones fundamentales, si así sucede podrá durar largo lapso como Secretario, si no será uno más al frente de la SHCP, porque los cambios no arredran al Jefe del Ejecutivo, quien recordó que Benito Juárez, tuvo en 14 años de gobierno 30 titulares en Hacienda.
Ya no hay duda, si la economía marcha bien será responsabilidad de López Obrador, si no, también.
Email: salvadormartinez@visionmx.com Twitter: @salvador_mtz
oooOooo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *