Estudiantes mexicanos marchan contra “imposición” del Gobierno en universidad

Ciudad de México, 4 jun (EFE).- Cientos de estudiantes mexicanos marcharon este sábado contra la “imposición” de directivos afines al Gobierno en el Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE), una de las universidades públicas con mayor prestigio del país.

“La imposición también es corrupción” y “no nos politicen”, gritaron los universitarios al recorrer las calles de Ciudad de México desde el Palacio de Bellas Artes hasta el Palacio Nacional, donde denunciaron que el Gobierno no quiso atenderlos.

Los jóvenes exigieron la destitución de José Antonio Romero Tellaeche, quien primero asumió como director interino del CIDE en agosto pasado y luego asumió el puesto definitivo en noviembre, por ser considerado afín al Gobierno de Andrés Manuel López Obrador.

También pidieron la dimisión de María Elena Álvarez-Buylla, directora del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), organismo público que ha afrontado acusaciones de beneficiar a académicos alineados al pensamiento del actual Gobierno y silenciar a los críticos.

“Álvarez-Buylla, la ciencia no es tuya”, exclamaron los manifestantes frente al Palacio de Bellas Artes, donde también portaron pancartas que rezaban: “AMLO, no seas cómplice del Conacyt” y “La educación digna y la ciencia libre”.

Los universitarios también gritaron “un plagiador no será mi director” en referencia a las denuncias surgidas esta semana contra Romero Tellaeche, acusado de plagiar un texto académico.

El movimiento “Yo defiendo al CIDE” se ha intensificado desde agosto pasado, cuando renunció el director Sergio López Ayllón por falta de entendimiento con el Conacyt.

Desde entonces, la nueva dirección cesó a académicos en puestos directivos con argumentos como “pérdida de confianza” y “actos de rebeldía”.

La relación del Gobierno de López Obrador con la comunidad académica se enfrió desde 2020 cuando el oficialismo suprimió fondos con los que operaba el CIDE, institución a la que acusa de ser elitista y conservadora.

Paralelamente, el fiscal general, Alejandro Gertz Manero, nombrado por López Obrador, intentó en septiembre pasado meter a la cárcel a 31 científicos por un supuesto manejo irregular de fondos públicos, lo que generó un rechazo unánime de la academia.

“La educación digna y la ciencia libre” y “alerta, que camina la lucha estudiantil por América Latina”, manifestaron los estudiantes este sábado al concluir su protesta en el Zócalo de Ciudad de México, frente al Palacio Nacional. EFE