Evita GL conflicto

Castiga a directivos, pero no a jugadores en robo de señales

Elude problemas con la Asociación de Jugadores

Las Grandes Ligas del beisbol de los Estados Unidos impusieron sanciones a los altos mandos de los Astros por el escándalo del robo de señales pero evitaron castigar a los jugadores de Houston para evitar un conflicto con la Asociación de Jugadores de Beisbol, explicó el comisionado de la MLB, Rob Manfred.

Peloteros de los Dodgers, Yankees y los Rojos se declararon críticos con la MLB al coincidir en que los castigos debieron imponerse a toda la plantilla de la campaña victoriosa de 2017, y no solo a los directivos de la franquicia de Houston, Jeff Luhnow y AJ Hinch, a quienes la oficina de Manfred suspendió por un año.

El comisionado declaró que ante una sanción a los jugadores, estos podrían haberse defendido con el argumento de que Luhnow no les informó de un memorando que él le envió en 2017 y que aludía al uso de la tecnología.

Matizó que eso no absuelve de responsabilidad a los peloteros e los Astros.

Anunció que establecerá nuevas reglas para controlar el uso de la tecnología antes de la temporada 2020 y que también restringirá el acceso al video durante los juegos.

‘Tendremos una nueva política antes de la temporada 2020. No niego que el vídeo puede ayudar a rendir si tienes acceso a él durante el juego, pero un golfista no puede salir y echar un vistazo a su ‘swing’. Vamos a tener que vivir con menos acceso al video en vivo dentro y alrededor del ‘dugout’ y la casa club’.

La MLB suspendió al gerente general Jeff Luhnow y al manager AJ Hinch para toda la temporada 2020, despojó a la organización de cuatro selecciones de draft y le multó con 5 millones de dólares, pero no le despojó del título de Serie Mundial de 2017.