Evolucionar y trascender

Adal Ramones sorprende al cambiar de televisora para conducir La Academia en TV Azteca; dice que hace tres años con Televisa no había nada

“Le pido a Dios que me dé el talento, la paciencia y la sabiduría para poder tratar y negociar con la producción, con los asistentes y participantes y llevar este barco de La academia a buen puerto. Estoy muy feliz y sumamente emocionado”.

Esas fueron las palabras de Adal Ramones al ser presentado como el nuevo conductor de La Academia.

La nueva estrella del Ajusco se suma a esta revolución de talento que pasa de una televisora a otra dejando en claro que el desde hace tres años no tenía exclusividad, además de que tanto él como Televisa jamás se buscaron para generar contenido.

“No es culpa de la programación ni de los ejecutivos de allá, creo que fue de ambas partes porque yo tampoco corría a decir: ‘Quiero tener mi programa’. Creo que no ansiaba hacer televisión por estar metido en otros negocios. Además, traté de impulsar la carrera de varios standuperos en STANDparados. Sé que mucha gente me verá con el logotipo de Televisa, a la cual le agradezco todo lo que soy, pero la gente también tenemos que evolucionar, cambiar y avanzar”.

 

JOYA DE LA CORONA 

El creador del concepto de Otro Rollo platicó que los contactos entre él y Azteca se dieron apenas dos semanas atrás y no tuvo mucho que pensar, pues la gente de la propuesta la conoce de mucho tiempo atrás y sabe que no era una broma, además de ser un gran reto para él.

“Azteca habló conmigo y me dijo: ‘Adal, puedes hacer todo lo que quieras. ¿Quieres hacer televisión en otra compañía?, ¿Quieres hacer una serie?, hazla. En todo te vamos apoyar, tienes total libertad y eso vale más que todo el dinero que te puedan pagar. Les dije: ‘Dios mío, ‘La academia’ no es cualquier cosa, es la joya de la corona y se cumplen 25 años. Lo que me sorprendió fue la disposición de los ejecutivos para conmigo. Me preguntaron: ‘¿qué quieres?, ¿qué te haría sentir a gusto?’. Yo me sentía como niño en dulcería diciendo: ‘¿se podrá esto?’, ‘¿se podrá lo otro?’ hacía mucho que no me sentía así. El reto como lo he dicho es sorprender y sorprenderte. Yo feliz de la vida y vamos a la aventura”, destacó.

Mencionó que la emisión le da para que él también pueda lucir y crear la audiencia necesaria para que sea un gran programa domingo a domingo, lo interante para él es saber en qué momento poder interactuar y sacar improvisación.

“No es un lucimiento personal porque cuando tienes un parque de diversiones con una empresa tan grande como esta y te dicen: ‘¿te podrías lanzar de un helicóptero?’ Les digo que sí porque somos contadas las personas que podemos jugar a eso. Si me dicen ‘canta’, canto; ‘baila’, bailo; ‘actúa’, actúo. Les pedí también que me dejen estar en la parte creativa y opinar, pues nunca me ha tocado ser el conductor que entra y le ponen un chícharo. Nunca entré con guión en los realities ni en Otro rollo porque me gusta improvisar”.

Ramones aceptó que no es fácil cambiar de camiseta que la zona de confort debe de quedarse atrás además de que este cambio de televisora le viene a refrescar su vida personal y familiar.

“Así como un jugador se cambia y tiene que dejar la camiseta de sus sueños, de repente entra a otro equipo y se vuelve el goleador, así es mi sueño ahora. Si los políticos cambian de partido, ¿por qué no cambiarme de televisora?”, destacó.

Para el también actor de cintas como Salvando al Soldado Pérez, conocer las instalaciones de Televisión Azteca lo dejaron perplejo.

“Nunca me imaginé qué había atrás de la barda. No puedo creer las instalaciones de primer mundo que estoy viendo. Siempre tuve la idea o la leyenda urbana de que atrás de la barda había nada más tres cositas y veo que tienen hasta su centro comercial y sus restaurantes”, confesó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *