Explota el mexicano

La desesperación de los jugadores del Wolverhampton, que perdieron en su visita al Watford, se hizo evidente a lo largo del partido.

Uno de los jugadores que ‘perdió la cabeza’ fue el mexicano Raúl Jiménez, quien para apresurar a uno de los recoge-balones. Fue al minuto 85, cuando el jugador azteca corrió a la orilla de la cancha del Vicarage Road para presionar al balonero, quien tenía el esférico entre sus manos, sin embargo, Jiménez golpeó la pelota para arrebatársela y dársela a Rui Patrício, portero del Wolves.

La presión en Jiménez fue evidente, pues tras el incidente con el recoge-balones, se plantó frente al portero rival al que encaró tras una jugada.

La acción del jugador mexicano no  fue bien vista a través de las redes sociales, que se inundaron de comentarios adversos al atacante de los Wolves.