Extinta PGR gastó mas de 200 millones en “testigos protegidos”

 

En 15 años la extinta PGR gastó más de 200 millones de pesos para pago de “testigos protegidos”, pero en la mayoría de los casos donde hicieron imputaciones los procesados quedaron libres.
Este programa sirvió para fabricar culpable y cobrar venganza políticas. Así, todavía están presos, luchadores sociales, políticos, alcáldes, generales y personajes incómodos a la tecnocrácia.
Ayer, el presidente Andrés Manuel López Obrador declaró que hará un exhorto respetuosos al Fiscal, Alejandro Gertz Manero para que revise este triste capítulo y procure justicia en donde se cometieron excesos.
Sobre todo se debe revisar los casos donde participaron: José Gael Conejo Pérez clave “Lucero”; Bryant Cabrera Castillo “Zajed”; Roberto López Nájera “Jennifer”; José Salvador Puga Quintanilla “Pitufo”; Pedro Sergio Jongitud Barragán “Emiliano”; Richart Arroyo Guizar “María Fernanda”; Herminio Hernández Ingalls “Claudia” y Carlos Fernando Vázquez Figueroa “Carolina”.
El “Pitufo” acusó al general Tomás Angeles Dauahare, el ex comisionado de la Policía Federal, Javier Herrera Valles, el ex alcalde de Cancún, Greg Sánchez, así como a 40 alcaldes Michoacán, pero ninguno de sus testimonios sirvió.
Este sujeto argumento haber estado cuatro años con Los Zetas y ser compadre de Heriberto Lazcano “El Lazca”, pero sus dichos no contribuyeron en nada.
En este gobierno no se hará uso de “testigos con protección”, pero si se revisará los excesos cometidos, pues gozaban de salarios, cambios de identidad, transferencia a otros países y apoyos a familiares, que nunca llegaron y se quedaron en los bolsillos de jefes policiacos y fiscales.
Lo más importante es hacer justicia a las personas que fueron encarceladas con mentiras y proteger a quien realmente si colaboró con el gobierno mexicano.