Falta crecimiento, acepta AMLO; diálogo con malandros y el compadre Muñoz Ledo

Andrés Manuel López Obrador por fin reconoció que el crecimiento económico es insuficiente y que 2019 ya no es rescatable.

Ya no es el 4 ni el 2 por ciento.

Simplemente es un pendiente.

Ayer, al reunirse con empresarios y financieros en la clausura del Foro Banorte ern el Hilton Alameda, otrora cuartel general del PRD, aceptó:

-No basta con el combate a la corrupción, con la austeridad, se requiere también que haya crecimiento económico y esa es la asignatura pendiente.

Ahí, frente a Carlos Hank González, presidente del grupo, quien ofreció respaldo absoluto a la 4T y llamó a sus similares a unirse, Andrés Manuel aceptó que los resultados económicos no son los esperados, aunque reiteró que no hay recesión.

El discurso coincide con el de Alejandro Díaz de León, gobernador del Banco de México (Banxico), quien advierte una mayor desaceleración de la economía.

-Inseguridad, corrupción, impunidad e incertidumbre en política económica interna son las limitantes para el movimiento de la economía, reiteró.

Al funcionario no le importó que hace unos días, Andrés Manuel criticara sus análisis al asegurar que “el Banco de México opina de más y ya hasta quiere meterse en el manejo de la política económica que nos corresponde a nosotros”.

El lunes pasado, Díaz de León dijo que es parte de las funciones del Banxico emitir opiniones sobre el entorno macroeconómico.

 

Y la inseguridad

Andrés Manuel ligó el tema económico con la que hasta ayer era la única -él lo ha dicho así- asignatura pendiente: la seguridad. O la inseguridad.

Luego de que Olga Sánchez Cordero revelara las negociaciones con grupos de autodefensa –por ahora en Guerrero, Tamaulipas y Michoacán-, lo que desató a los demonios, ayer lo negó en la mañanera.

Y desmintió a su funcionaria, como lo ha hecho con otros.

Como con Arturo Herrera, entonces subsecretario y hoy secretario de Hacienda. O con Carlos Urzúa, el jefazo de Hacienda antes de Herrera.

-Nosotros no vamos a proponer nada que signifique la autodefensa. Fue indebido. Eso ni funciona y genera mucho desorden.

¿Negociar con los cárteles?

López Obrador lo negó.

Descartó un acercamiento con el crimen organizado para que haya paz.

Y que se terminen las matanzas, los tiroteos, las ejecuciones, los levantones, las desapariciones, las fosas clandestinas, los daños colaterales.

En fin, el lenguaje de la narcocultura.

Como cuando el PRI gobernaba, que sabía cómo hacerlo.

No ha habido, no hay ni habrá (reuniones).

Tiene razón. No ha funcionado.

Ahí está el caso del fracasado Alfredo Castillo Cervantes, virrey de Michoacán, consentido de Enrique Peña Nieto.

No pudo con las autodefensas en Michoacán y encarceló a José Manuel Mireles.

Hoy Mireles acompaña al subsecretario de Gobernación, Ricardo Peralta, en sus reuniones… con las autodefensas.

Porque aunque López Obrador lo niegue, esas reuniones han existido y existen.

Peralta ya lo hizo en Tamaulipas con La Columna Armada, de  Pedro José Méndez, a quien acusan de nexos con el cártel del Golfo.

Y en La Huacana, Michoacán, donde hay miembros de Los Viagras infiltrados en las autodefensas.

Ayer Silvano Aureoles, gobernador de Michoacán, se tiró a matar:

-Me duele que a los que ultrajaron, vejaron a los soldaos de México los premien, los apapachen. ¿A qué vino el subsecretario Peralta? A darle dinero a los delincuentes.

-Les vamos a dar dinero para que dejen de ser delinmcuentes. Al revés, nomás los empoderan más. Y ellos no entienden.

Peralta lo niega:

-No hay ningún tipo de reunión con ningún elemento de un cuerpo criminal.

 

Vámonos:

Porfirio Muñoz Ledo es compadre de Martí Batres, que busca asirse de donde sea.

-La víscera no le puede ganar a la razón y menos cuando estamos en la cuarta transformación, no en la cuarta tranquiza, dice Porfirio.

A mí no se me va la vida si no soy presidente de la Mesa Directiva. Soy un hombre feliz, feliz, feliz, seg€un Batres.

 

albermontmex@yahoo.es                                @albermontmex

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *