Falta de certidumbre para invertir y coronavirus, causa para la baja de estimación del PIB 2020, de 1.0 a 0.9%: IMEF

El Instituto Mexicano de Ejecutivos de Finanzas (IMEF), determinó bajar su estimación de crecimiento de la economía mexicana para este año de 1.0 por ciento a 0.9 por ciento.

Lo anterior, explicó el presidente del organismo, Ángel García Lascurain, ante los riesgos que prevalecen como el impacto a las finanzas públicas ante la variabilidad de las políticas públicas, incertidumbre por la calificación crediticia de Pemex y menores empleos, entre otros.

“El crecimiento del PIB anticipado para este año se redujo de 1.0  a 0.9 por ciento. Para el 2021, el pronóstico se mantiene en 1.5 por ciento. Lo más probable es que el panorama para 2020, continuará mostrando una debilidad que dificultará alcanzar un crecimiento más acorde con el potencial de la economía mexicana”, señaló.

Observó que el coronavirus se ha convertido en un viento en contra del panorama económico  mundial; “esta epidemia tendrá una afectación en la dinámica de crecimiento de China, al menos de corto plazo, en donde analistas prevén que el impacto sería al menos de 1.0 por ciento.

Por su parte, Mario Correa, vicepresidente del IMEF, señaló que aún es temprano para hacer previsiones de las afectaciones que tendrá el coronavirus en la economía mexicana, pero detalló que ello dependerá de la expansión y la duración que tenga la enfermedad, aunque de acuerdo a previsiones, para pasado el primer trimestre habría sido controlado, lo que permitiría a las economías recuperarse en el resto del año.
“El problema para la economía es que está interrumpiendo la actividad cotidiana en muchos países  y esto va a tener un impacto que va a ser claramente negativo, dependiendo de cuánto tiempo dure, puede ser de una magnitud mayor o menor, y no sabemos qué tan significativa va a ser la magnitud de este impacto”, dijo Correa.

Comentó que para México “puede haber varios canales en los cuales nos afecte, en temas por ejemplo como el turismo,  (pero) en la medida en que se empiecen a tomar medidas de contención y esto complique los flujos de turismo, de comercio, por ejemplo, pero nuevamente depende de hasta dónde llegue el problema; digamos que en los pronósticos, económicos, se hacen una serie de supuestos y en el caso de éste problema yo lo que he visto es que para abril, se supone que el problema debería estar contenido”.