FIFA entiende y avala protestas

Contra el racismo

Pide a las ligas flexibilidad cuando apliquen las reglas ante manifestaciones de jugadores

Sentido común.

A eso apela la FIFA frente a las manifestaciones de jugadores contra el racismo.

El fallecimiento de George Floyd a manos de un policía en Minneapolis, continúa generando reacciones en el mundo y el deporte no ha sido ajeno. El futbol cierra filas contra la discriminación.

El fin de semana, en la Bundesliga, jugadores se manifestaron: Marcus Thuram, delantero francés del Borussia Mönchengladbach, puso una rodilla en el césped con cabeza abajo; mientras Jadon Sancho, del Borussia Dortmund, mostró una playera con el mensaje: “Justica para George”.

Además, clubes como Barcelona y Real Madrid emitieron mensajes condenando esos actos raciales.

Y ayer, la FIFA dio su postura pidiendo sentido común a las ligas al momento de sancionar esas manifestaciones, porque por reglamento está prohibido expresarse.

La FIFA envió un documento a la agencia The Associated Press, en el cual explica que solicitó a los torneos analizar bien las expresiones que se presenten, que tengan la conciencia para entender los motivos por los cuales lo hacen y que, en este caso, piden justicia para George Floyd.

Y es que la Federación Alemana anunció que estaban en estudio las manifestaciones del fin de semana y que consideraba la posibilidad de sancionar a los jugadores, porque violaron las reglas de no mostrar mensajes o imágenes de política, religión o personales.

“La FIFA entiende plenamente la magnitud y las preocupaciones expresadas por muchos futbolistas tras las trágicas circunstancias del caso de George Floyd”, explicó el órgano rector del balompié mundial mediante un escrito a The Associated Press.

Y agregó que “La aplicación de las leyes del juego aprobadas por la IFAB queda en mano de los organizadores de competencias, que deberían utilizar el sentido común y tomar en cuenta el contexto de los eventos”.

De esta forma, la FIFA de alguna manera avala las manifestaciones contra el racismo y ojalá sirva de algo, por el poder de penetración que tiene el futbol en el mundo.