FRENAAA, proAMLO y familiares de los 43 coinciden en el Zócalo

De poco o nada sirvió la reunión y el “informe” que el gobierno federal rindió sobre la desaparición de los estudiantes de la Escuela Normal Rural de Ayotzinapa “Isidro Burgos”, hace seis años.
Y es que, por la tarde, en la marcha que llevaron a cabo familiares de los desaparecidos desde el Ángel de la Independencia hasta el Zócalo capitalino, afirmaron: “No estamos viendo lo que este presidente prometió de agilizar las investigaciones. Para los padres de los normalistas es muy doloroso. Ya tienen seis años de estos 43 estudiantes”, dijeron por altavoz.
Al filo de las 16:10 horas inició la marcha que estuvo cercada por elementos de la policía de tránsito de la ciudad de México, la gran mayoría mujeres, y en donde participaron estudiantes normalistas, organismos sindicales, brigadas internacionales de respeto a los derechos humanos, entre otros.
Alrededor de las 18:00 horas, llegó la manifestación a la plancha Zócalo capitalino, ocupado por el campamento de protesta en contra de la gestión de Andrés Manuel López Obrador, el denominado Frente Anti-AMLO y un grupo de personas que insultaban a los ocupantes de las casas de campaña y al mismo tiempo gritaban consignas en apoyo a López Obrador.
Aunque estos tres grupos abarcaron la plancha del Zócalo, no se mezclaron, no se enfrentaron.
Los manifestantes esquivaron el campamento del FRENAAA, que también estaba protegido por vallas y elementos de del cuerpo de la policía de la Ciudad de México.
Ningún integrante del Frena abandonó la zona cercada del ordenado campamento.

Sólo escucharon a quienes conformaron la marcha por la desaparición de los alumnos normalistas gritaban: “la lucha sigue y sigue”, “vivos se los llevaron, vivos los queremos”.
Además, exigían la presentación de los alumnos con vida y reclamaban los inexistentes avances de las investigaciones de la Comisión para la Verdad Ayotzinapa.