Freno a la corrupción, o mera simulación

Por Salvador Martínez G.

Los casos de corrupción en los tres niveles de gobierno  son incontables e involucran a todos los partidos políticos, incluido el triunfador en los pasados comicios de julio.

Por ello es que tanto prendió en el ánimo colectivo la oferta de AMLO de lucha a fondo contra la corrupción y su conocida frase de “seré Peje pero no lagarto” o la de la honestidad valiente.

Pero ahora ya no son tiempos de arengas o promesas sino de cumplir compromisos, de hacer realidad la oferta política que lo llevó al triunfo a él y a su partido Morena, que hoy es tan grande que no sabe ni qué hacer o cómo estructurarse para evitar la corrupción de sus miembros, como ya lo denunció Yeidckol Polenvski.

Faltan dos meses y medio para que López Obrador asuma la Presidencia de la República, para cruzar sobre su pecho el emblema nacional, pero para todos es claro que ya gobierna y además ya inició la LXIV Legislatura con apabullante mayoría morena.

Justamente en el Congreso es donde dan asomos las primeras acciones contra la corrupción, iniciativas contra el fuero, de austeridad y la más importante la de la integración de la Fiscalía General de la República, se debatirán en su seno.

Muy serios son los cuestionamientos a la forma pretendida de elección del Fiscal, mediante una terna enviada por el Ejecutivo al Senado, misma que surgiría de una novena de personajes seleccionados por los Ministros de la Corte, lo que para muchos daría lugar al “fiscal carnal”.

Además tendrá que discutirse también la forma de remoción del titular de la Fiscalía y para ello el PAN y el PRD proponen que con sólo la tercera parte de los integrantes del Senado se pueda solicitarla ante fallas en su ejercicio.

La representación legislativa de todos los partidos será responsable de la nueva ley, pero el mayor peso estará en Morena y específicamente en Ricardo Monreal al frente del Senado y Mario Delgado en la Cámara de Diputados. Esta es su primera gran prueba.

Falta mucho por ver en esta discusión pero mucho más por hacer porque el freno a la corrupción no puede esperar o se caerá en la mera simulación, como en el pasado siempre ha ocurrido.

SUSURROS

Por cierto que todos los ojos están puestos en las Cámaras de Senadores y Diputados en el tema anticorrupción porque no es un secreto que en ellas no solo se dispendió mucho presupuesto sino que también se desviaron recursos.

Entre las muchas anomalías, siempre impunes, están la existencia de un gran número de “aviadores”, pagos por contratos o empresas fantasma, estudios o investigaciones nunca realizados o compras con sobre precios, entre otras lindeces.

Habrá que ver si en efecto todo eso ya desapareció de las Cámaras o solo se cambiará de beneficiarios bajo los mismos procedimientos o se encuentran nuevos métodos para seguir con la corrupción, hasta el momento no hay claridad solo ofrecimientos y palabras.

Email: salvadormartinez@visionmx.com Twitter: @salvador_mtz

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *