Funciona 98 por ciento de altavoces en el simulacro

Con una hipótesis de sismo de 7.0 grados, cuyo epicentro se ubicó en Acambay, Estado de México, en 1912, alrededor de ocho millones de personas y un total de 16 mil 859 inmuebles, habrían participado este lunes en el macrosimulcraco que se llevó a cabo luego de que a las 11:00 horas el Centro de Instrumentación y Registro Sísmico (CIRES) activara la Alerta Sísmica en 12 mil 118 altavoces que operan en el Centro de Comando, Control, Cómputo, Comunicaciones y Contacto Ciudadano (C5), para dar el inicio del ejercicio preventivo.

Ello significó 98 por ciento de los aparatos, así como en las televisoras y radiodifusoras que cuentan con este servicio, además en los edificios del sector público y privado y escuelas de la Ciudad de México que tienen instalados los receptores.
Los casi 17 mil inmuebles se registraron a través de la plataforma electrónica preparados.gob.mx/simulacro y atlas.gdmx.gob.mx/simulacro, que administra la Coordinación Nacional de Protección Civil y la Secretaría de Gestión Integral de Riesgo, respectivamente.

El Gobierno capitalino aseguró que durante el simulacro participaron edificios de la Administración Pública de la Ciudad de México, así como unidades habitacionales, 329 mercados, 67 embajadas, los 28 Centros de Transferencia Modal (CETRAMs); la red de universidades, la Red del Sistema de Salud de la Ciudad de México, todas las escuelas del turno matutino, la Central de Abasto e inmuebles particulares.

Pero cabe señalar que la edificación con mayor participación fue la Central de Abasto (Ceda), donde un total de cinco mil 452 personas fueron evacuadas de naves comerciales, áreas comunes y oficinas administrativas.
Al momento de la activación de la Alerta Sísmica, siguiendo las recomendaciones de la Secretaría de Gestión Integral de Riesgos y Protección y las brigadas internas de Protección Civil en inmuebles, los ocupantes de los pisos del tercero hacia arriba permanecieron en lugares seguros, posteriormente se procedió a la evacuación, conforme a los protocolos.

Se informó que la Secretaría de Seguridad Ciudadana apoyó activamente con 24 mil 404 efectivos integrantes de la policía bancaria, preventiva, auxiliar, del Escuadrón de Rescate y Urgencias Médicas (ERUM); así como 700 elementos de tránsito, quienes ayudaron a los ciudadanos para permitir las evacuaciones de manera segura y ordenada.

De manera paralela  se llevaron a cabo cuatro sobrevuelos de observación por parte del Agrupamiento de Cóndores, y uno permaneció de resguardo; en tanto que la Secretaría de Gestión Integral de Riesgos y Protección Civil participó con 100 elementos.

En tanto, la Secretaría de Movilidad informó que los trenes del Sistema de Transporte Colectivo Metro se detuvieron durante un minuto, en la estación siguiente al momento de sonar la alerta; mientras que la Red de Transporte de Pasajeros y Metrobús realizaron el simulacro sin incidentes; todos los CETRAMs fueron desalojados con la participación de dos mil 278 personas.
Por otro lado, se informó que una vez que se evacuó el Antiguo Palacio del Ayuntamiento, la jefa de Gobierno capitalino, Claudia Sheinbaum Pardo se trasladó al C5 para encabezar el Comité de Emergencias integrado por la Secretaría de Gobierno, De Gestión Integral de Riesgos y Protección Civil (Sgirpc), de Seguridad Ciudadana (SSC); de Obras y Servicios (Sobse); de Inclusión y Bienestar Social (Sibiso); de Salud (Sedesa); de Administración y Finanzas (SAF); de Movilidad (Semovi).

También por la Fiscalía General de Justicia (FGJ); el Sistema de Aguas de la Ciudad de México (Sacmex); el Instituto de Seguridad de las Construcciones (ISC); la Secretaría de Defensa Nacional (Sedena) y la Secretaría de Marina (Semar) de la Coordinación Nacional de Protección Civil; la Comisión Federal de Electricidad (CFE) y Petróleos Mexicanos (Pemex).
Se instalaron los 16 Comités de Emergencia en mismo número de 16 alcaldías con la presencia de los alcaldes y un representante del Gobierno de la Ciudad de México, y se activaron los protocolos en las 70 Coordinaciones Territoriales y los 847 cuadrantes en que se divide la capital.

De manera adicional se instalaron los puestos de mando en Zócalo; Insurgentes y Reforma; División del Norte y Cuauhtémoc; y Eje Central esquina con Ricardo Flores Magón, sitios donde la Secretaría de la Defensa Nacional desplegó 250 elementos de apoyo, mientras que la Secretaría de Marina ubicó a dos mil elementos, maquinaria pesada y de rescate, en dichos sitios.
De igual forma, se informó que la Sobse estableció contacto para instalar la Comisión de Seguridad Estructural con 764 Directores Responsables de Obra y especialistas, que cuentan con un nuevo protocolo de revisión edificios y que operaron durante el simulacro, para poder identificar edificios que pudieran resultar dañados en una situación real de un sismo.

En éste participan la Sociedad Mexicana de Ingeniería Sísmica, la Asociación Nacional de Directores Responsables de Obra y Corresponsables (ANDRO), el Colegio de Ingenieros Civiles, el Colegio de Arquitectos, la Universidad Nacional Autónoma (UNAM) y el Instituto Politécnico Nacional (IPN); mientras que el Sistema de Aguas de la Ciudad de México revisó toda la infraestructura de drenaje y agua potable.

El secretario de Seguridad y Protección Ciudadana, Alfonso Durazo Montaño, comunicó vía telefónica a la Jefa de Gobierno que el estado de fuerza de tarea por parte del Gobierno de México que apoya a capital mexicana, consta de nueve mil 960 elementos militares; siete mil 729 elementos de la Secretaría de Marina; 582 de la Guardia Nacional.

Así como 117 mil elementos entre técnicos, funcionarios, brigadistas, médicos, enfermeros, combatientes de incendios, así como personal administrativo de distintas dependencias; dos mil 964 vehículos, unidades aéreas, ambulancias, motocicletas, unidades de rescate y especializadas; y a través de la Secretaría de Salud federal se cuenta con una disponibilidad de 13 mil 268 camas.

De acuerdo con el reporte del Comité de Emergencias se presentaron nueve incidentes menores, dos de ellos por crisis nerviosa que fueron atendidos de manera inmediata; así como tres personas lesionadas sin gravedad.
“En general, el Macrosimulacro fue exitoso, hubo mejoras respecto a septiembre, pero todavía tenemos algunos temas que tenemos que corregir, y sobre todo, mayor información a la población, que es algo fundamental”, dijo Sheinbaum Pardo.
Mencionó que durante este ejercicio se mejoró la eficiencia de los altavoces al pasar de 96 al 98 por ciento de aparatos activos, por lo que se buscará que en el siguiente simulacro -programado para mayo-, “la eficiencia sea más alta”, e incluso, que la población tenga mayor información para reducir el número de atenciones nerviosas y accidentes ocurridos durante la simulación.

“Fue un ejercicio de mucha responsabilidad y de reconocimiento de la importancia de la prevención como parte fundamental de la atención a la problemática posible de un sismo en la Ciudad de México”, sostuvo.
Cabe destacar que este primer simulacro es parte del compromiso de la Jefa de Gobierno y la Coordinación Nacional de Protección civil, de llevar a cabo tres ejercicios de este tipo al año, a fin de mejorar la capacidad de respuesta del Gobierno de la Ciudad de México.

Por lo que toca al simulacro que se llevó a cabo en la CEDA, se indicó que locatarios, clientes y diableros salieron en orden de sus locales y pasillos hacia los 20 puntos de seguridad ubicados en cabeceras y estacionamientos de las helicoidales, con el apoyo de elementos de Tránsito quienes detuvieron la circulación de vehículos.
En el ensayo participaron 110 personas entre Policía Sectorial, Metropolitana, Auxiliar; elementos de la Gerencia de Protección Civil de la CEDA y trabajadores del Fideicomiso, identificados con chalecos, con el apoyo de dos ambulancias y una docena de motos y patrullas.

Posterior al Simulacro Nacional, se realizó la inspección de instalaciones por parte de personal de Protección Civil, para verificar su estado y el personal evacuado retornara a sus labores.
Se indicó que, como parte de las acciones en materia de prevención y seguridad, la Gerencia de Protección Civil del FICEDA continuará con su programa de capacitaciones en naves comerciales, así como impartiendo los cursos en Primeros Auxilios y traslado de personas lesionadas, de manera que los trabajadores del centro de abasto puedan estar preparados en caso de alguna emergencia y asistir a quien lo requiera.