Génesis punketa

Descubren casete de los inicio de la banda irlandesa U2 en que toca música de punk crudo

Antes de convertirse en una de las bandas más importantes del mundo, Bono, The Edge, Larry Mullen Jr. y Adam Clyaton, experimentaron variedad de sonidos como cualquier adolescente amante de la música y con un punk crudo, fue que comenzaron su andar por los escenarios.

Gracias a los fans se ha podido conocer lo anterior, toda vez que encontraron una grabación de los inicios de U2. A través del portal ATU2, sitio que comparte noticias de la banda desde 1995 y ha sido honrado por variedad de medios especialistas, fue que se dio a conocer este descubrimiento tan singular.

La grabación data del 11 de agosto de 1979, cuando un cuarteto de músicos punk irlandeses se presentó en el Dandelion Market de Dublín, lugar que lleva demolido varios años (hoy en día es un centro comercial).

De acuerdo con el portal, “U2 tocó 10 conciertos allí en 1979, el primero en mayo de 1979 y el último justo antes de Navidad. En el show de la tarde del sábado 11 de agosto, el acto de apoyo fue The Strougers, y el miembro de su banda Pete McCluskey grabó el concierto en su totalidad”.

En el compilado, grabado en un casete, se escucha el cover de Black dog de Led Zeppelin, así como los temas, en ese entonces desconocidos: Out of control, Stories for boys y Shadows and tall trees, los cuales formaron parte del álbum debut de la banda lanzado en 1980, titulado Boy.

El casete pertenece ahora a Aaron Govern, informó The Irish Sun, medio al que McCluskey confesó que si bien, pudo haber ganado 30 mil euros en una subasta por el material, prefirió regalarlo a un verdadero fan.

“La cinta capta lo brillante que sonó U2 en su día. Para empezar, Larry Mullen había salido de la Artane Boys Band, así que era un baterista adecuado. Y Edge tenía esta guitarra Gibson Explorer de aspecto futurista, pero realmente podía tocarla”, destacó Pete.

El nuevo propietario de la grabación destacó la gran importancia cultural del casete y dijo que lo donaría a un nuevo museo de U2 que se creará en Dublín. “No sé si U2 ha escuchado la grabación, pero estoy seguro de que están al tanto de su existencia”, destacó el portal irlandés.