Gobierno capitalino reitera que no caerá en provocaciones durante manifestaciones de mujeres

El Gobierno de la Ciudad de México reiteró que no caerá en la provocación de utilizar la fuerza pública en medio de las manifestaciones que se lleven a cabo.

Ante los desmanes que se suscitaron la tarde-noche de ayer en  las inmediaciones de la Zona Rosa, en la estación del Metrobús Insurgentes, por una manifestación de mujeres, el Gobierno de la Ciudad de México dijo que no se puede justificar la violencia “de unas y unos cuantos que solo empañan la defensa de los derechos de las mujeres. La violencia no se combate con violencia”.

No obstante, aseguró respetar a quienes lo hicieron de manera pacífica, “para ellas las puertas de la Ciudad de México están siempre abiertas para el diálogo franco”.

En un comunicado, que primero se colgó en la cuenta en Twitter de la jefa de Gobierno capitalino, Claudia Sheinbaum Pardo, se sostuvo que no se caería en la provocación de utilizar la fuerza pública en medio de la manifestación, “pues es lo que están buscando”.

Empero, en el caso de las agresiones directas a periodistas, personas y las graves afectaciones a los edificios públicos, “se han iniciado por parte de la Procuraduría General de Justicia, las carpeta de investigación correspondientes y no habrá impunidad”.

Se llamó a quienes luchan de manera legítima por la defensa de los derechos humanos y la erradicación de la violencia a que ayuden a generar un clima de paz y que de manera conjunta se construya una ciudad segura y de derechos.

En el comunicado, no se dejó de recordar que atender la demanda legítima de erradicación de la violencia de género es esencia del programa de Gobierno de la CDMX, por lo que se han desarrollado diversas acciones para erradicar la violencia en contra de las mujeres.