Gobiernos y Pemex permitían ordeña

El presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró que el robo de combustible por el huachicoleo fue una farsa, porque en realidad se permitía desde el gobierno y con complicidad al interior de Pemex para extracción y distribución ilegal.

Afirmó que se robaban 60 mil millones de pesos al año de combustible por el huachicol, “nos hacían creer que era por la ordeña de ductos, toda una cortina de humo, una farsa, porque en realidad este robo se permitía desde el gobierno, ahí se manejaba el sistema de conducción de combustibles”.

“Están ahí presionando, pensando que nos van a vencer, que no quieran jugar a las vencidas, porque va a triunfar la ley y la justicia.

“Cómo va a ser huachicoleo, si estamos hablando que hace 30 días se robaban más de mil pipas diarias de 15 mil litros, había una actitud de complicidad plena al interior de Pemex y eso es lo que estamos corrigiendo”, sentenció.

Durante la presentación del programa de Zona Libre de la Frontera Norte, en Tijuana, Baja California, López Obrador mencionó que en el gobierno se manejaba todo el sistema de conducción y transportación de las gasolinas, ahí es donde se ven monitores y cómo van los ductos.

“Se advierte su flujo y la presión, cuando no hay es porque lo están desviando a redes paralelas que se crearon con ese propósito, el robo se tenía contabilizado en Hacienda”, detalló.

Mencionó que los sistemas de Pemex permiten observar en monitores cuando hay alteraciones en ductos y se utilizan redes paralelas para desviar el combustible, las autoridades estaban al tanto día con día, incluso desde el gobierno de Vicente Fox “se tenía contabilizado el robo en Hacienda”, y había que descontar unos 10 mil millones de pesos.

“Ahí se maneja la transportación de las gasolinas, es donde se ve cómo van los ductos, qué presión tienen, cómo desvían el combustible a redes paralelas que se crearon con ese propósito.

“Cuando llegamos al Gobierno y nos informan que se tenía toda la información diaria del robo, esto desde el Gobierno de Fox”, precisó.

Insistió que esa situación generó una cifra que llegó a ser de 60 mil millones de pesos al año en pérdidas.

El Presidente señaló que en el gobierno anterior era robado un equivalente a más de mil pipas diarias, de 15 mil litros cada una, pero con su gobierno se logró reducir a un promedio de 36 pipas diarias.

Advirtió sobre la existencia de “intereses creados, muy poderosos”, pero que logrará éxito en la lucha contra el robo de combustible.

López Obrador señaló que con la estrategia de combate al huachicol, logró reducir el robo de 1 mil 100 pipas diarias a 36, la meta es bajar de 60 mil millones a 10 mil millones de pesos el dinero perdido por el robo de combustible, pues ahora hay estado de derecho, “ya no hay estado de chueco”.

Agregó que se está ahorrado 50 mil millones de pesos, que es lo que se estima de acuerdo con cálculos más opuestos al programa, que es lo que se va a dejar de recaudar por el plan de apoyo a la zona fronteriza.

“Los que dicen que se va a caer la recaudación y se van a dejar de recaudar 50 mil millones de pesos es lo que vamos a ahorrarnos por terminar con el robo de combustibles.

“Además yo no creo que se vaya a dejar de recaudar esa cantidad, si al principio se apoya con estímulos fiscales para que al mediano y largo plazo se logre un crecimiento del 3 al 6 por ciento en la frontera”, destacó.

Celebró el acuerdo fronterizo, especialmente que se haya logrado con el apoyo del sector empresarial, pues todas las cámaras apoyan esta política salarial, lo cual significa un avance importante.

Informó que en tres meses regresará para hacer una evaluación del programa ya sea Ensenada, Mexicali, Rosarito o Tecate.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *