Graue: cuesta corrupción diez por ciento del PIB

Llama a combatirla con un marco jurídico internacional

 

En nuestro país, la corrupción equivale hasta 10 por ciento de 21.9 millones de millones de pesos anuales, lo que representa el total del Producto Interno Bruto (PIB) del año pasado, afirmó el rector de la UNAM, Enrique Graue Wiechers.

Manifestó que este crimen social no es privativo de nuestro país y es necesario combatirlo con un marco jurídico internacional, que identifique, prevenga y castigue sus mecanismos de operación.

“Con esta cifra, podemos sugerir que los programas de apoyo social y de desarrollo en el país podrían ser más extensos y exitosos”, dijo.

Durante la inauguración del Primer Congreso Internacional de Derecho Penal 2018, Graue explicó que en el congreso se analizará el marco jurídico para combatir el terrorismo, la trata de personas y las nuevas formas de esclavitud, así como el combate al tráfico de drogas, todos ellos temas esenciales para la agenda nacional, a fin de vivir dentro de un régimen de justicia, derechos y paz.

Respecto al tráfico de estupefacientes, indicó que la violencia e inseguridad en México se relaciona con las medidas que se han tomado para combatirlo y que han cobrado cientos de miles de vidas.

“Algo distinto tenemos que hacer con la política antidrogas y los marcos jurídicos nacionales e internacionales, los cuales pueden ir desde la legalización y prevención, hasta las estrategias contra el narcomenudeo, acompañadas de castigos más eficientes al tráfico de armas”, remarcó.

Alertó que también debe erradicarse la trata de personas y abundó que la Organización Internacional del Trabajo estimó que en 2016 más de 40 millones en el mundo fueron víctimas de alguna forma de explotación: casi 25 millones en trabajo forzoso y más de 15 millones en matrimonio no consentido.

“Desafortunadamente, somos un país de origen, tránsito y destino de víctimas de trata, sobre todo para fines de explotación sexual y, recientemente, de explotación laboral, vinculada al narcotráfico. De acuerdo con la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), de 2012 a 2015, de casi tres mil víctimas, nueve de cada 10 fueron mujeres y niñas (…) Los responsables de esta forma de esclavitud deben ser castigados en cualquier régimen, sin importar las fronteras que hayan cruzado”, remarcó el rector.

Sobre el terrorismo, aseveró que no podemos ser ajenos a este problema. Sin embargo, la solución no está en hacer muros o impedir la migración, pues ésta está en el entendimiento y la cooperación internacional.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *