Guardia de honor y cañones en funeral de Bush padre

Trump rinde homenaje en el Capitolio a quien fuera el presidente número 41 de EU

HOUSTON/WASHINGTON.- Una guardia de honor militar cargó el cuerpo del expresidente de Estados Unidos George H.W. Bush al Air Force One que lo trasladó a Washington, donde comenzó un funeral de cuatro días por el hombre que lideró el país al final de la Guerra Fría.

Una serie de cañones fueron lanzados para rendirle tributo en la base de la Guardia Aérea Nacional de Texas, en las afueras de Houston, donde el ataúd del presidente número 41 de Estados Unidos envuelto en la bandera nacional fue cargado al avión presidencial, en un vuelo llamado “Misión Aérea Especial 41” hasta la Base Conjunta Andrews, en las afueras de Washington.

El presidente Donald Trump y su esposa Melania acudieron anoche al Capitolio para rendir sus respetos ante el féretro.

La brevísima presencia de la pareja presidencial se registró horas después de la ceremonia en la que la clase política rindió tributo al cuadragésimo primer presidente de Estados Unidos, quien falleció el pasado viernes en su casa de Houston, Texas, a los 94 años.

Trump y su esposa se retiraron del lugar después de permanecer menos de un minuto ante el féretro, cubierto con la bandera estadounidense y resguardado por cuatro miembros de la fuerzas armadas que montaban guardia.

El féretro con los restos de exmandatario arribó a la capital, procedente de Houston, a bordo del avión presidencial, facilitado por Trump para la ocasión, en el que viajaron también los cinco hijos, incluyendo el expresidente George W. Bush, así como nietos y algunos bisnietos del exmandataro.

La aeronave arribó a la sede de la fuerza aérea conjunta Andrews en Maryland, bajo un radiante sol en una tarde fría, donde el féretro recibió el saludo con 21 salvas y fue colocado en una carroza fúnebre para su traslado al Congreso, escoltada por una procesión de vehículos oficiales y policíacos.

A su llegada al Capitolio, el féretro fue colocado en la Rotonda, que divide al Senado y la Cámara de Representantes, donde permanecerá expuesto hasta la mañana del miércoles, a fin de permitir que el público le rinda sus respetos.

Los líderes del Senado, Mitch McConnell, y de la Cámara de Representantes, Paul Ryan, además del vicepresidente, Mike Pence, pronunciaron breves discursos en los que destacaron los aportes políticos de Bush, pero sobre todo su don de gente y su trato humano.

El miércoles, día de luto nacional declarado por Trump, el féretro será llevado a la Catedral Nacional para un servicio religioso, al que asistirán también el presidente y su esposa.

Luego, el cuerpo será transportado en avión de regreso a Houston, donde será llevado a la Iglesia Episcopal San Martin para otro servicio religioso con familiares y amigos, previsto ra el jueves.

El féretro será colocado luego en un tren que lo llevará hasta la comunidad de College Station, a la Universidad de Texas A&M, 144 kilómetros al noroeste de Houston, donde se encuentra la biblioteca presidencial que lleva su nombre, y donde será enterrado al lado de su esposa Bárbara, quien falleció en abril pasado. (Reuters y Notimex)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *