Había que jugársela

Sale Sergio Flores del hospital tras fuerte paliza

Tiene duros golpes en el riñón izquierdo, esguince de cuello y una vértebra fisurada

El diestro tlaxcalteca Sergio Flores salió del hospital, luego de pasar todo un día bajo exhaustiva vigilancia médica, tras la dura paliza que le propinó el primer toro de su lote, en el marco de la Feria de San Marcos en Aguascalientes, donde cortó merecida oreja.

‘Había que jugársela. No quedaba otro camino. Afortunadamente, no fue tan grave como pudo haber sido’, reconoce el torero de Apizaco, que sufrió un golpe muy duro a la altura del riñón izquierdo. Además, tiene un esguince de grado dos en el cuello y una leve fisura en una de las vértebras.

‘No recuerdo en qué vértebra está la fisura, pero me dijeron los médicos que con reposo quedaré  bien. Lo que resta del mes descansaré en compañía de mi novia y mi familia’, aseveró Flores, quien  hoy realizaría labores de tienta en la ganadería de Caparica, propiedad de su apoderado, Roberto Viezcas. ‘Sin embargo, debido a este acontecimiento no podré tentar, aunque sí iré a la ganadería porque prácticamente allá vivo y necesito sacar mi ropa para irme a Tlaxcala’.

Sergio Flores retomará la actividad el próximo mes. A pesar de que junio es un mes difícil para la actividad taurina en nuestro país, el tlaxcalteca está anunciado para partir plaza el día 29 en la plaza queretana de San Juan del Río.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *