Hay que confiar en El Tata

El Vasco Aguirre, sin tapujos

Remata que puede ser quien lleve al Tricolor a dar el siguiente paso.- Al futbol mexicano sólo le hace falta difusión, porque tiene una gran liga, dice

El mexicano de talla internacional Javier ‘El Vasco’ Aguirre, actual entrenador de la selección de Egipto de Futbol platicó en exclusiva con Ovaciones. Sus palabras son oro molido, más de cuatro décadas en el futbol de paga lo avalan. Dos veces entrenador de la selección mexicana, campeón con Pachuca y entrenador de talla internacional en diversas partes del mundo, muestra su espaldarazo a Gerardo Martino al frente del Tricolor; considera que las críticas al joven entrenador de la Sub 20 están fuera de lugar, pues pueden criticarlo en su actividad profesional, pero no en la cuestión personal.

‘El Vasco’ es un hombre que dice lo que piensa y en el tema de los entrenadores extranjeros en nuestro país da su opinión contundente. Ni son todos los que están, ni están todos los que son. Aquí, la entrevista.

– Terminó el torneo en México, nuevamente un DT se coronó en México, tu eres uno de esos entrenadores que han ganado cuando dirigía a Pachuca. De los 27 entrenadores que se han coronado en las épocas recientes 19 son mexicanos, ¿consideras que se debe pensar en seguir trayendo a México directores técnicos extranjeros?

– Mira, en ese sentido no tendría nada contra la gente que viene de fuera. Mis padres vinieron de fuera. Sí podríamos distinguir si todo el que viene de fuera viene a enseñar o aportar. Hay que ver si vienen a quedarse o a enseñar. Yo no tengo preferencia por pasaporte o lugar de nacimiento, aunque sí por el arraigo que hay, que la gente distinga bien a quién van a traer. Esa lista de 27 director técnico campeones habría que ver qué ha pasado con todos ellos. Yo creo que los problemas son en la elección. Yo creo que la adaptación es importante. Yo no puedo entender trabajar en Egipto con costumbres mexicanas, si vienes a México debes conocer la idiosincracia del país, del futbolista mexicano. Eso es bien importante, por ahí empiezan los choques culturales y de idioma.

– ¿Qué opinión te merecen los comentarios hacia el director técnico de la selección Sub 20, Diego Ramírez, quien ha recibido severas críticas después de que fueron eliminados del Mundial de la especialidad?

– No me parece justo criticarlo a toro pasado. En el momento que se decide nombrarlo por mérito, ya pasó por diversos filtros, no es ningún improvisado. El le ayudó muchos años a Miguel Herrera, incluso en el Mundial de Brasil, además tiene a Beto Rodríguez de su auxiliar, es gente muy chambeadora. Quizá en el primer momento pudo haber sido cuestionado por joven o no experiencia, después ya me parece injusto, porque tuvimos tiempo para removerlo o poner un auxiliar de mayor experiencia y a partir de ahí ayudar o arroparlo. A mí me suena, y soy director técnico de posición, me pongo de lado de Diego. Entiendo la crítica, para eso están ustedes. La objetividad por encima de todo, pero el tema de la edad y la experiencia no es justo. Su capacidad de técnico, que si no hizo un planteamiento táctico, ahí sí estoy de acuerdo. No en la edad ni la inexperiencia.

 

EN EL TOP TEN

– ¿Cuál es el status del futbol mexicano a nivel internacional?

– Es buena pregunta porque he estado en lugares como Egipto, Japón y Emiratos Árabes, donde realmente el futbol mexicano con estos logros como los dos títulos juveniles, la medalla olímpica y la exportación de jugadores, está llamando la atención. En Europa lamentablemente no hay tanta difusión del futbol mexicano. Hace poco un jugador me decía que es más fácil ver en todo el mundo que hay más difusión por ejemplo a la MLS que a la Liga Mexicana. Eso nos golpea. Por ejemplo ven la Copa Libertadores, pero no la Concachampions, se van familiarizando con otros nombres, otros jugadores. Los representantes ofrecen otros jugadores. La liga mexicana  como tal, en organización, aforo, números, finanzas, está en el top ten del mundo, como tal, sin lugar a dudas. En cuanto a difusión estamos muy rezagados en cuanto a vender nuestro producto. Eso nos hace falta.

– ¿Estar en Egipto puede abrir la puerta para la selección nacional?

– Sí bueno, estando en el mundial fui con una televisora como analista y ahí se pusieron en contacto conmigo tres selecciones, bueno dos concretamente se me acercaron, Corea del Sur y Egipto. La tercera fue un rumor. Me senté con ellos, hablamos, Egipto me sedujo y luego de un año sabático después de once temporadas en Europa, mas Japón, más Emiratos. Mereciamos Silvia y yo un descanso y nos fuimos a París. Escuché estas ofertas y el trabajo de selección es diferente a un club y no me ha ido mal. Calificamos a la Copa Africa que en principio iba a ser en Camerún. Resulta que la Copa de Camerún, que me dijeron que llevara jóvenes para enfocarnos a Qatar, sucede que la mueven a Egipto y ahora debemos cambiar todos los planes y ser favoritos. Tuvimos que mover y traer gente, ahora de ser una selección normal tenemos que ser favoritos, claro que hay otras, pero nosotros jugamos en casa, somos legitimos favoritos junto con otros conjuntos. A ver cómo nos va.

 

PASO POR JAPÓN

– ¿Qué dices de tu paso con  la selección de Japón?

– Japón fue muy peculiar. Caí de pie, a la gente le gustó muchísimo el estilo. Les gustó mi forma de ser, de trabajar, conocí gente, fue diferente. Fue maravilloso. Jugamos muy bien al futbol. De repente para meternos hasta la final con Emiratos Arabes y perdimos en penalties. Buen futbol. Se habló de continuar, tenía contrato hasta Rusia, pero surgió el tema de España y al final se decidió que no era bueno que fuera a España con el juez, aunque fui solo quince minutos y se cerró el caso, pero al final yo seguí trabajando.

– ¿Cuál es la clave de tu éxito?

– Yo creo que, no lo se, la gente habla mucho de los títulos, del legado que uno va dejando. Creo que es un cúmulo de cosas, saber un poquito de cosas, de manejo de personas, del tema de cancha, de entrenamientos, rodearte de gente capaz, elegir un cuerpo técnico bueno. Lo otro es el día a día. De repente no he tenido empacho en irme de Pachuca a la selección, como va saliendo cuando hay ofrecimientos que te atraen. Poco a poco va creciendo la bola de nieve. Hay que cerrar ciclos. Eso es un poco a poco. Hablas de voluntad, trabajando es el éxito. Nunca he sido un tipo que haya dudado en ese sentido.

 

MI COMPADRE

– ¿Te gustó ver a Nacho Ambriz jugar la final con León como técnico?

– Muchísimo gusto. Permanentemente le mando mensajes. El me ha ayudado en mi crecimiento como técnico. Mi compadre hizo un super torneo. Lastima no lo coronó. Se le escapó la posibilidad de ser campeón. Lo sentí bien después de la derrota, ha madurado mucho, sabe cómo digerir una derrota o un triunfo. Eso habla muy bien de él. Le va a venir bien y le va reforzar como DT, las derrotas ayudan a crecer, Nacho va a ser el mejor DT de mañana, ya es un gran DT pero será mejor.

– ¿Qué opinsa de los jugadores mexicanos que se van a Europa y que dejan su zona de confort?

– Me encanta. He dejado contratos grandes para tomar las riendas de algún equipo o la selección, más grandes de lo que estoy ganado por ejemplo ahora mismo. Yo creo que eso es algo individual, hay quienes quieren ganar bien. Hay quienes se van, es plausible, me encanta, les viene bien porque toman riqueza cultural. Yo he vivido fuera de México, tengo cierta experiencia. Memo Ochoa en Bélgica, por ejemplo, son lugares en los que para sobrevivir en el día a día tienes que hablar francés, inglés. Normalmente cuando sales de tu país te exigen más, de alguna manera esperan más de ti como extranjero que pueda dar más que alguien de casa. Me encanta, no sé cuantos hayan en el futbol internacional,12 o 14, van a crecer y crecerá el futbol mexicano o por lo menos la selección.

– Viene la Copa de Oro y el debut oficial de Gerardo Martino, ¿crees que se pueda dar ese pasito que hace falta?

– Yo creo. El Tata es un gran director técnico una gran persona, no es ningún improvisado. Tiene mucha experiencia internacional. No es nada fácil dirigir al Argentina al Barcelona, te puedes imaginar el nivel de presión. Lo que hizo en Estados Unidos es maravilloso en un corto tiempo puso al equipo por las nubes. Ahora está con nosotros, el equipo no ha tenido la mejor preparación porque hay muchos jugadores de la Liguilla y esos compromisos. Confío en que el Tata hará una gran Copa de Oro. Prometer títulos no porque puede pasar cualquier cosa. Yo confío en él plenamente y ¿por qué no pensar en que puede ayudarnos entre todos a crecer a seguir creciendo en los mundiales, donde nos hemos quedado a las puertas de hacer cosas mejores? Aunque se han hecho cosas magnificas, ser 11 o 12 del mundo es magnífico. Ojalá podamos ayudar entre todos a Martino a lograr ese objetivo.

 

LA FAMILIA

– Siempre hablas con mucho amor de tú familia, ¿ese es el verdadero éxito de tu vida?

– Totalmente, cien por ciento. Tengo 37 años de casado, estuve 4 de novio. Prácticamente nos conocimos como adolescentes, decidimos casarnos antes de terminar la carrera. Afortunadamente tengo tres hijos maravillosos. Imagínate ella esta conmigo en todos lados, de jugador, en Guadalajara, Osasuna, Pamplona. Pachuca como entrenador, Tokio, Abudabi, Cairo, vete a Madrid, a todos lados. Es mi soporte, mi mayor crítica para lo bueno y lo malo. Es mi balance, cuando ella nota que estoy diciendo tonterías o creyéndome más de lo que soy me pone quieto. O viceversa, cuando hay derrotas dolorosas me presta su hombro para llorar. Son muchos años, sin lugar a dudas, si tengo que decir una sola palabra para la regularidad que he tenido durante cuarentaytantos años, sin lugar a dudas es por mi esposa.

– Muchas gracias, te deseamos mucha suerte y éxito en la Copa y en Egipto.

– Gracias a ti Emanuel.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *