¡Héroes!

Ex jugador de futbol americano ‘atrapa’ niño de un tercer piso en llamas

El menor y su hermana sobrevivieron, no así la madre

El ex jugador de futbol americano Phillip Blanks se convirtió en héroe al ‘atrapar’ a un niño de tres años, que fue aventado por su madre desde un tercer piso en llamas en Phoenix, Arizona.

La televisión norteamericana dio cuenta de los hechos. Las imágenes son impactantes, porque el inmueble ardía de forma dantesca.

La madre, aterrada por la situación, arrojó al niño por el balcón y el jugador de futbol americano, que escuchó los gritos y llegó corriendo a la escena se lanzó para atraparlo.

El niño sobrevivió. Desafortunadamente la madre del menor perdió la vida durante el siniestro.

Actualmente guardia de seguridad, en su época de jugador de futbol americano Blanks se desempeñó como receptor tanto en preparatoria como en la universidad.

Por la forma en que se lanzó para atrapar al niño podría parecer que iría tras un balón, pero esto es algo que va más allá de todo. Una vida siempre es invaluable.

A través de una video conferencia, el ex receptor aseguró a la televisión de los Estados Unidos que se lanzó por instinto, pues todo sucedió muy rápido.

‘No lo pensé mucho. Simplemente reaccioné, lo hice simplemente. La persona que estaba allí al lado me dio la impresión que no iba a atraparlo, por eso es que entré, pero fue en automático. Lo único que quería era lograr una mejor captura’, señaló Blanks, de 28 años de edad y quien llegó a pertenecer a la Marina de los Estados Unidos, por ello es que aseguró que: ‘Proteger a otros es algo que traigo muy dentro. Es algo habitual en mí’.

El suceso ocurrió el pasado viernes, cuando Blanks descansaba. De repente escuchó gritos en la calle y bajó las escaleras, descalzo porque fue un grito aterrador que pedía ayuda,  mientras corría vio que ‘el niño iba a ser arrojado’.

El menor, Jamison de nombre, sufrió una lesión en el tobillo y múltiples quemaduras.

Además del ex jugador de futbol americano hubo otro héroe ese día. Se trata de uno de los vecinos, Leonard Thompson, quien logró derribar la puerta junto con un joven para ayudar en el rescate de la otra hija, Roxanne de ocho años de edad.

Fue el propio vecino el que narró a la televisión que alcanzó a ver cómo la madre envuelta en llamas volvía al departamento tras lanzar al niño por el balcón para salvar a su otra hija a la que pudo evacuar aunque en ello se le fue la vida.

Sobre si considera que merece algún reconocimiento especial por el heroico acto, Blanks fue categórico al asegurar que no necesita ningún reconocimiento, puesto que la verdadera heroína en esta tragedia fue la mamá de los niños que hizo el máximo sacrificio que puede hacer un ser humano para salvar la vida de otra persona.

La mamá se llamaba Raquel Long y contaba 30 años de edad.