Honra a sobrevivientes de la masacre de Tulsa

TULSA.- Joe Biden se convirtió en el martes en el primer presidente estadounidense en ejercicio en visitar Tulsa, en Oklahoma, un sitio donde cientos de afroamericanos fueron masacrados por una turba blanca en 1921.

Biden se reunió con un puñado de sobrevivientes del vecindario de Greenwood en el centenario de los asesinatos, donde planeaba anunciar medidas para combatir la desigualdad.

Las medidas incluirán planes para expandir los contratos federales con pequeñas empresas, invertir decenas de millas de millones de dólares en comunidades como Greenwood que sufren de pobreza persistente y realizan nuevos esfuerzos para combatir la discriminación de viviendas.

“Fue una masacre”, dijo Biden mientras recorría un centro cultural de Greenwood antes de reunirse con tres personas que vivían en el distrito cuando se produjo la masacre, Viola Fletcher, Hughes Van Ellis y Lessie Benningfield Randle.

Los sobrevivientes, de entre 101 y 107 años, pidieron al Congreso “justicia” este año y son partes en una demanda contra funcionarios estatales y locales que buscan varias compensaciones por la masacre, incluido un fondo para las víctimas.

La portavoz de la Casa Blanca, Karine Jean-Pierre, dijo que Biden escuchará, aprenderá y show su más sincera gratitud a las tres personas en la reunión privada.

“Lo que estos sobrevivientes han vivido es trágico y devastador”, dijo Jean-Pierre a periodistas en el vuelo a Oklahoma el martes.

Pero Biden no respondió a la pregunta de un periodista sobre si debería haber una disculpa presidencial oficial de Estados Unidos por la masacre. Su portavoz no dijo si el presidente discutirá si se deben pagar reparaciones a los descendientes de las personas afectadas. (Reuters)