Hospital de Pediatría del Siglo XXI, referencia en tratamiento de cáncer infantil: Zoé Robledo

La Unidad Médica de Alta Especialidad (UMAE), Hospital de Pediatría del Centro Médico Nacional (CMN) Siglo XXI es la única que da atención a más de 5.5 millones de niñas y niños de la región centro-sur del país para el tratamiento de tumores cerebrales, de hueso y leucemias, afirmó el director del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), Zoé Robledo.

Durante la Primera Sesión Extraordinaria de la Junta de Gobierno del Hospital “Silvestre Frenk Freund”, aseguró que esta UMAE representa mejor al Seguro Social en toda su extensión, pues es el águila del Estado mexicano cubriendo a la madre, que a su vez cubre al niño.

Mencionó que desde 2011 el interés superior de la infancia está por encima de cualquier cosa, es equiparable a la Constitución. “No es un dicho, no es un discurso, es algo que transformó de manera muy profunda la forma como se conducen las autoridades y se toman las decisiones si hay de por medio interés superior de la niñez”, afirmó.

En este sentido, el titular del IMSS resaltó que esta UMAE es un espacio emblemático en donde se muestra el avance de la institución y es punta de lanza en innovación y transformación en la atención al derechohabiente.

Zoé Robledo destacó que en este hospital la formación académica es una prioridad y actualmente se capacita a 155 médicos residentes en pediatría médica, genética, cirugía pediátrica y 32 segundas especialidades de la pediatría.

Subrayó que anualmente se realizan en promedio 20 trasplantes renales, 12 de hígado y tres de médula ósea; en un día típico se otorgan 450 consultas, se realizan 15 cirugías, tres mil 600 análisis clínicos y 190 estudios de radio-imagen.

Dada la importancia de este centro hospitalario, indicó que durante 2019 se autorizaron 32 millones de pesos para comprar 39 equipos médicos, 12 accesorios de protección y 31 aditamentos de instrumental quirúrgico.

Además, 55 camillas móviles, 18 monitores de signos vitales de terapia intensiva; 10 refrigeradores verticales para laboratorio; diez cunas de calor radiante; tres electrocardiógrafos multicanal con interpretación.

También, cuatro unidades radiológicas portátiles; dos unidades estomatológicas con módulo integrado; dos bisturís ultrasónicos; tres máquinas de anestesia de alta especialidad; un endoscopio neuroquirúrgico y un microscopio para neurocirugía.

Indicó que en 2020 se fortalecerán diversas áreas de la UMAE: expansión de admisión continua (Triage, área de choque y el Centro Nacional de Referencia de Toxicología);  la Unidad de Cuidados Paliativos; así como mejoras en las áreas de quimioterapia ambulatoria; hemodiálisis extra-hospitalaria y la Unidad Integral de Trasplantes.

Zoé Robledo dijo que este es el momento para hacer las cosas diferentes, para que todo este avance y trabajo continúe sin miedo y sin preocupación de que la transformación no sea favorable, porque el Seguro Social puede cambiar.

Por su parte, el doctor Hermilo de la Cruz Yáñez, director del Hospital de Pediatría del CMN Siglo XXI, informó que éste fue fundado el 15 de marzo de 1963, centra sus servicios de alta especialidad en padecimientos complejos, sustentado en la investigación y educación de su personal.

Detalló que la UMAE cuenta con un laboratorio de investigación para el estudio de tumores cerebrales, la Unidad de Acompañamiento y Cuidados Paliativos y 25 Clínicas de Excelencia para pacientes con padecimientos de alta complejidad.

El director del Hospital de Pediatría destacó que se implementó un esquema de multiatención en el cual son los médicos quienes acuden a revisar al paciente pediátrico en la Clínica de Excelencia, y en un sólo lugar y día se le den todas las consultas de las diversas especialidades que necesite.

Para su operación diaria, el Hospital de Pediatría cuenta con una plantilla de más dos mil trabajadores, donde el 63 por ciento son mujeres. Brinda diversas especialidades en cuatro ramas principales: pediatría médica, especialidades médicas, especialidades quirúrgicas y auxiliares de diagnóstico y tratamiento.

Posteriormente el director general del IMSS recorrió las instalaciones del Hospital de Pediatría, conoció la “Cueva del tesoro”, donde se acopian regalos para niñas y niños, a fin de motivarlos en su batalla contra el cáncer.

Visitó, en compañía del director médico de la UMAE, Javier Enrique López Aguilar, el Laboratorio de Investigación Oncológica, en donde le mostraron el cultivo de células de tumores cerebrales, que es la base para definir el tratamiento de acuerdo con la agresividad de la enfermedad.

Recorrió la Unidad de Acompañamiento y Cuidados Paliativos, de reciente inauguración, necesaria para darle la última atención al paciente en etapa terminal, sin que se vaya a su casa. En esta área se da el máximo beneficio tanto al paciente como a sus familiares.

Visitó también la Unidad de Cuidados Intensivos Neonatales, que atiende a recién nacidos, la mayoría son asistidos con catéter y ventilador para dar soporte de vida; los padecimientos que más se tratan son enfermedades cardiacas, pulmonares y defectos congénitos en general. Aquí se recuperan de cirugías y se les prepara para las intervenciones quirúrgicas que requieran.

También acudió a las áreas de hospitalización para menores lactantes y de camas de hospitalización para niños en edad preescolar; posteriormente visitó la Unidad de Trasplantes donde se llevan a cabo las cirugías de hígado y riñón.

Asistió a la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) para todos los pacientes pediátricos, salvo los neonatales quienes tienen su propia UCI, en donde se encuentran quienes fueron sometidos a cirugías de alta complejidad como las cardiovasculares, así como enfermedades que se agravan por leucemia, diabetes, descompensación por arritmia y postquirúrgicos.

Recorrió el área donde se localizan nueve de los diez quirófanos, en los que se realizan un promedio de cuatro mil 500 cirugías anuales, las más frecuentes son de neurocirugía, cardiovascular y laparoscópica.

Conoció los consultorios de admisión continua, donde se canaliza a los pacientes que son valorados en el Triage, a fin de determinar situaciones de urgencia que puedan requerir atención en el área de choque, por ejemplo, en pacientes pediátricos que sufrieron piquete o mordedura de animales ponzoñosos.

Allí, le explicaron que en estos consultorios se aplica el modelo de “hora dorada”, que consiste en atender en menos de una hora a un paciente con infección o un padecimiento grave, lo cual ha permitido disminuir la mortalidad, particularmente en el caso de leucemias y linfomas.

Acudió al área de Quimioterapia, en la cual se administran fármacos a pacientes con cáncer y con diversas enfermedades; hoy por la mañana se atendió a 18 niñas y niños que recibieron sus medicamentos.

En el área de Medicina Nuclear le mostraron al director general los aparatos de diagnóstico gammagrafía, que permiten hacer estudios especializados con fármacos radioactivos, a fin de realizar el diagnóstico de padecimientos urológicos, nefrológicos, cardiovasculares y algunas neoplasias.