Infidelidad, ejecutados, asalto a JC ¿y la güera?

La ejecución de dos israelíes en Plaza Artz Pedregal tiene varias aristas.

Muestra cómo México está lejos de ser un país seguro y con sistemas migratorio, de inteligencia y de seguridad confiables y cómo la capital del país es una ciudad apetitosa, donde los cárteles no sólo nacionales sino internacionales se han instalado y operan.

También cómo el país es atractivo para los grupos delincuenciales por su ubicación geográfica: es la puerta hacia Estados Unidos y facilita el tráfico de personas con la impune entrada a México de extranjeros sin control.

La entrada de Benjamin Yeshurun Sutchi y Alon Azulay -dos ocasiones el primero-, pese a ser criminales consumados y su libre operación confirman que no es lejana la probabilidad de que delincuentes y hasta terroristas de todo el mundo intenten llegar a Estados Unidos a través de suelo azteca.

Y entonces, hasta el reclamo de Donald Trump no parece exagerado. Quiere que México selle sus fronteras para evitar la llegada de toda clase de migrantes, principalmente centroamericanos.

Basta observar los puestos del Instituto Nacional de Migración (INM) que operan en el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México y que, a mala imitación de los de Estados Unidos, pide pasaporte y ficha a los visitantes.

Las hipótesis de la doble ejecución son que el Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG) la ordenó y contrató a Esperanza Gutiérrez, la mujer que se observa en los videos cómo dispara y trata de escapar.

Otra es que Sutchi traicionó a su compatriota, Erez Akrishevsky, detenido recientemente en Cancún, Quintana Roo, y extraditado, por lo que éste se vengó.

Y la última es que la mafia israelí se deshizo de él, en un ajuste de cuentas.

Yeshurun Sutchi llegó a México en la década del 90 enviado por el Mossad -agencia de Inteligencia de Israel- y en 2005 fue detenido por narcomenudeo y tráfico de armas.

Está documentado que vendía armas a los cárteles en México, principalmente a los que operan en el sureste del país.

Recientemente se conoció que en Oaxaca han sido detectadas cuentas bancarias de grupos de Medio Oriente, que estarían ligadas a esos cárteles que dominan las sierras de ese estado, así como Guerrero, Chiapas, Veracruz y Puebla.

 

CDMX es un paraíso

La Ciudad de México está en manos del crimen.

Las escenas que en algún tiempo se creyeron exclusivas de los estados, de los municipios y comunidades alejados hoy son comunes en la capital del país.

Lo sucedido en Artz, con dos sujetos que disparan armas largas en el estacionamiento mientras en el restaurante Hunan una mujer y un hombre ejecutan al estilo de la mafia a los dos israelíes no es un hecho aislado.

Por más que Jesús Orta, Ernestina Godoy y Claudia Sheinbaum repitan que la otrora CDMX, hoy CS  ha mejorado en sus índices de criminalidad.

Ayer Andrés Manuel López Obrador reconoció lo que fue evidente desde el primer momento: sí es un caso de delincuencia organizada y la FGR podría atraerlo.

Torpemente, el gobierno capitalino lo manejó como venganza pasional por una infidelidad, con base ciertamente en lo que habría dicho la detenida.

 

¿Y la güera?

En el rompecabezas falta ubicar a la rubia que estaba sentada con los hoy muertos.

En los videos se ve cómo se levanta de la mesa y escapa. Los sicarios -Esperanza y un hombre- no le disparan, lo que hace suponer complicidad.

La peluca y diversos objetos hallados en la calle, que en principio se atribuyeron a la detenida, parecen ser de esa misteriosa mujer.

La Procuraduría capitalina indaga los homicidios, dijo ayer Godoy, mientras Orta desde el jueves, un día después, reconoció que no era un tema de infidelidad.

¿Y Sheinbaum?

Ah, sí. Dice que se investiga.

 

Y en el Ajusco, cuatro ejecutados

Tiro de gracia, venda en los ojos y manos y pies amarrados.

Y torturdos.

Al más puro estilo del narcotráfico. Cuatro ejecutados en el Ajusco.

 

‘Estamos para llorar con esta inseguridad en la CDMX’

Para rematar, Julio César Chávez, ex campeón mundial de boxeo, dio a conocer que lo asaltaron en las inmediaciones del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México.

-La verdad sí me asaltaron. Me pusieron la pistola en la cabeza

Lo que sí les quiero decir a las autoridades, por favor,

¡A todos los motociclistas los habían de parar, a todos, aunque vean uno o dos, a todos, porque esos motocilistas son los que roban, son los que matan!

Es una lástima lo que vive la Ciudad. Estamos para llorar con esta inseguridad en la ciudad de México, remató en un video.

 

Ahora Honduras

Andrés Manuel estará hoy en Minatitlán, Veracruz.

Donará otros 30 millones de dólares, como a El Salvador.

Y lo hará al presidente de Honduras, Orlando Hernández,  en el marco de la presentación del programa Sembrando Vida, que busca dar empleo y evitar la emigración.

 

Vámonos: Lozoya está en Alemania. Y dice su abogado, Javier Coello Trejo, que cantará. Que balconeará a Peña y a Videgaray.

 

albermontmex@yahoo.es                 @albermontmex