Inicia encuentro para pacto migratorio con crítica a EU

Buscan dar enfoque humano al desplazamiento de personas  

La última reunión preparatoria para sellar un Pacto Mundial sobre migración y refugiados inició ayer en la capital mexicana, con una crítica a la decisión del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, de abandonar el acuerdo.
Washington anunció el sábado su retiro de las discusiones para crear en 2018 un acuerdo mundial para los refugiados y migrantes que busca mejorar en el futuro su gestión internacional, sumando uno más a la lista de acuerdos internacionales que ha abandonado el gobierno de Trump.
La construcción del Pacto Mundial para la Migración Segura, Ordenada y Regular es una oportunidad histórica para avanzar hacia la gobernanza de la migración internacional con un enfoque humano, afirmó el titular de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), Luis Videgaray.

Dijo que la participación de México en los procesos multilaterales sobre migración internacional permite impulsar la visión del país y compartir experiencias como nación de origen, tránsito, destino y retorno de migrantes.

El canciller señaló que la ONU es el foro multilateral por excelencia para reflexionar, discutir y encontrar soluciones a los desafíos y oportunidades de la humanidad, por lo que la migración internacional no puede quedar fuera de su agenda.

“Buscamos un Pacto Mundial que provea una definición universal de normas y buenas prácticas para atender los flujos migratorios. Debe ser un instrumento amplio, basado en estándares reconocidos, que ayuden a orientar políticas públicas de los Estados y establecer bases de cooperación”, expuso.

Recordó que durante la Reunión de Alto Nivel de la ONU para Atender los Grandes Flujos de Refugiados y Migrantes, realizada en Nueva York, en septiembre de 2016, el presidente Enrique Peña Nieto mencionó que “la migración no es un problema, es una oportunidad; no es una coyuntura, es un fenómeno humano”.

En el evento, donde estuvo acompañado por el gobernador de Jalisco, Jorge Aristóteles Sandoval Díaz, y de Louise Arbour, representante del secretario general de la ONU para la Migración, lamentó la decisión del gobierno de Estados Unidos de retirarse del Pacto Mundial sobre Migración.

“Indudablemente, cualquier país, es el caso de México y es el caso de Estados Unidos, en el ejercicio pleno de su soberanía, tiene el derecho de definir sus políticas migratorias. Estados Unidos no es la excepción. Respetamos ese derecho de manera absoluta. Sin embargo, lo que aquí se pierde es una oportunidad, una oportunidad de ejercer liderazgo, una oportunidad de influir, una oportunidad de trabajar juntos a favor de un fenómeno que nos atañe a todos”, puntualizó.

En su oportunidad, Arbour recordó que, en septiembre de 2016, jefes de Estado se reunieron y firmaron la Declaración de Nueva York, con la que se comprometieron a manejar la migración de una manera humana, sensible y centrada en las personas, convocando a un proceso intergubernamental que culminará con la adopción del Pacto Mundial sobre Migración.

La Reunión Preparatoria convoca la participación de más de 700 delegados de los Estados miembros de las Naciones Unidas, al igual que representantes de organismos internacionales, sector privado, academia y organizaciones de la sociedad civil.

En esta ocasión, México y Suiza fungen como cofacilitadores de este proceso, que tiene el propósito de sentar las bases de lo que será el Pacto Mundial para la Migración Segura, Ordenada y Regular

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *