Inminente salida de Marcone

Dejará Cruz Azul para irse al Boca Juniors

El jugador sudamericano no tiene cláusula de recisión, lo que atrasa la transacción

Será de un momento a otro cuando el todavía jugador de la Máquina Cementera de la Cruz Azul Iván Marcone pase a formar parte del equipo argentino Boca Juniors. Se sabe que lo único que espera el cuadro pampero es el dinero. Así de fácil. ‘Traspaso’ se le llama en el mundo de las negociaciones.

Trascendió que Ricardo Peláez, director deportivo del cuadro de La Noria, tiene instrucciones precisas de no dejar ir a Marcone en tanto el club argentino no haya hecho el depósito del fichaje por ocho millones de dólares.

La ausencia de pago de parte del equipo sudamericano tiene inquietos a los directivos cementeros porque temen que pueda surgir presión de parte de  Christian Bragarnik.

Mientras tanto, Iván  Marcone entrenó con toda normalidad en las instalaciones de La Noria, preparación que supervisó puntualmente el portugués Pedro Caixinha, director técnico de la Máquina Cemenetera de la Cruz Azul.

Hace apenas un par de días, Marcone se reunió con sus compañeros y les platicó la situación real, pues no quiere irse sin despedirse.

Mientras tanto, en Argentina, el entrenador del Boca Juniors, Gustavo Alfaro, puso el dedo en la llaga y confirmó que todo el problema que ha retrasado la llegada del cementero al cuadro xeneize es que no tiene una cláusula de rescisión en su contrato, de manera que Boca no puede simplemente pagarla para hacerse del jugador.

“Él fue a plantear la inquietud de este desafío que se le presentaba y ha conseguido la posibilidad, obviamente que no es sencillo, pero que de pronto pueda entrar a entablar negociaciones. Así que estamos en un plano ya de negociaciones club a club donde ya salimos del medio el jugador, el entrenador, y ya se está gestando en otros lugares esa negociación”, explicó el entrenador en conferencia de prensa.

Por su parte, el asesor presidencial del club argentino, Gustavo London, aceptó que: “El caso de Marcone es un caso muy particular y muy especial porque la verdad en México él no tiene cláusula de salida, a Iván lo conozco porque tuve el placer de dirigirlo cuatro años, tuve la chance de hacerlo debutar como Darío Benedetto. Sé de lo que están hecho estos chicos, sé el perfil que tienen e Iván después de un año fantástico que ha tenido Cruz Azul, donde ha sido uno de los mejores extranjeros en la Liga mexicana”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *