¡Invictos!

ACEREROS SUMA OCHO TRIUNFOS AL HILO EN LA NFL

Impone marca de la franquicia tras vencer a Vaqueros

ARLINGTON, Texas.- El mariscal de campo Ben Roethlisberger lanzó tres pases de touchdown luego de evitar una lesión en la rodilla y llevó a los Acereros de Pittsburgh a una victoria como visitantes 24-19 sobre los Vaqueros de Dallas.

Con su triunfo , los Acereros se mantienen como e l único equipo invicto de la NFL en lo que va de temporada, luego de sumar marca de 8-0 por primera vez en la historia de la franquicia.

Roethlisberger completó 29 de 42 pases para 306 yardas con tres pases de anotación.

Por los Vaqueros (2- 7) el mariscal de campo Garrett Gilbert, cuarto quarterback titular diferente en cinco partidos para Da l las , completó 21 de 38 pases para 243 yardas, con un pase de anotación y una interceptación.

La defensiva de los Vaqueros, que ha sido muy criticada a lo largo de la campaña, lució y por momentos pudo detener la ofensiva comandada por Ben Roethlisberger, quien tuvo una gran actuación al frente de los Acereros.

El que sin duda sorprendió fue Garrett Gilbert, pues a pesar de que sufrió una intercepción, logro sostener drives y llevar a los Vaqueros por buen camino, 243 yardas y un touchdown.

Dio la impresión que los Vaqueros jamás imaginaron estar arriba en e l marcador y no supieron qué hacer, cuando parecía que tenían el triunfo en la bolsa.

Seguramente sin el mariscal de campo de Pittsburgh, Ben Roethlisberger, quien preocupó a la ‘Nación Steeler’ por una pequeña lesión antes de terminar la primera mitad , las cosas hubieran sido distintas. El veterano quarterback sabe ganar, es un líder y lo demostró a l l levar a su equipo hacia adelante.

Pittsburgh sigue invicto, continúa con esa estrella ganadora en su firmamento, pero poco a poco evidencia más carencias. Los Vaqueros de Dallas se quedaron cortos y aunque la derrota e s dolorosa deben redoblar esfuerzos.

Por lo pronto, Acereros de Pittsburgh demostró que es un equipo que sabe ganar. Del otro lado de la moneda , e l conjunto de la Estrella Solitaria evidenció todo lo contrario.