Jessica recibió corazón por “urgencia nacional”

El 25 de septiembre de este año, la llegada de un nuevo corazón cambió la vida a Jessica, de 27 años de edad, quien se encontraba en lista de espera catalogada como “urgencia nacional”, en el Hospital General del Centro Médico Nacional La Raza.

Guillermo Careaga Reyna, Director del Hospital General del CMN La Raza, explicó que al ser valorada por los especialistas, con pronóstico de muerte súbita, la paciente fue aceptada para trasplante cardiaco debido a las condiciones de extrema gravedad en las que se encontraba.

Jessica, originaria de Caña Verde, Charcas, San Luis Potosí, madre de una niña de 4 años, padecía cardiomiopatía dilatada desde hace dos años.

Su gravedad se debía a una cardiomiopatía dilatada ideopática en la cual no hay causa conocida. “Se vio tan mal que a su ingreso de inmediato fue boletinada al Centro Nacional de Trasplantes (CENATRA) para conseguir un corazón a la brevedad posible”, detalló el doctor Careaga Reyna.

Cuando un paciente está muy grave, si no se realiza el trasplante en un tiempo corto, tiene alta posibilidad de fallecer; es por ello que se notifica al CENATRA como una “urgencia nacional”, con la finalidad de que cualquier potencial donador que aparezca en la República se reporte de inmediato para ver si tiene las características que requiere el receptor, refirió.

Por la urgencia, la derechohabiente tuvo prioridad absoluta en todo el territorio mexicano debido a que su condición era extremadamente crítica, ya que le funcionaba menos del 25 por ciento del corazón, precisó el cardiólogo del IMSS.

Jessica requirió traqueotomía 15 días posteriores a trasplante cardiaco, debido a una complicación por desnutrición severa y fuerza ventilatoria muy disminuida.

Después de 43 días de permanecer en el hospital, con una evolución favorable del injerto cardiaco, buenas condiciones generales, una recuperación nutricional y en condiciones de ser egresada, fue dada de alta el 6 de noviembre.

“Mi hija sufría de cardiopatía dilatada, gracias a Dios lo logramos, todo está bien, nada más debemos seguir las indicaciones y todos los cuidados que nos dijeron los médicos, las dietas. Ahorita mi hija es otra persona, con un corazón nuevo, dijo Don Francisco”, papá de Jessica.

“Muchas gracias a todos, a la persona que donó el corazón, a las enfermeras, gracias al personal del hospital, a toda la gente que nos apoyó, a todos les doy las gracias y me voy a mi casa muy contento con mi hija”, expresó Don Francisco.

El doctor Guillermo Careaga enfatizó que el Hospital General del CMN La Raza tiene un programa de trasplantes desde hace 30 años, es el más longevo del país y el de más productividad.

“Tenemos la mayor experiencia de trasplante de corazón en todo el país”, subrayó.