Justicia, no venganza en caso Rosario Robles: AMLO

Ante la relación familiar que dio a conocer Ovaciones entre la legisladora Dolores Padierna y su sobrino el juez Felipe de Jesús Delgadillo Padierna quien lleva los casos Rosario Robles y Emilio Lozoya, el presidente Andrés Manuel López Obrador afirmó que tiene confianza en que se va aplicar la ley sin la consigna de perjudicar a nadie y buscando que, en efecto, se haga justicia y no venganza.

“No veo yo que, a estas alturas, en un ambiente nuevo, alguien quiera retorcer la ley o cometer una injusticia”, dijo cuestionado en su conferencia mañanera en Palacio Nacional.

El pasado miércoles Alberto Montoya Flores en su columna Día Hábil reveló el parentesco y la posibilidad de un conflicto de intereses a lo que el presidente comentó:

“La opinión pública está muy pendiente, lo que antes se llamaba la fuerza de la opinión pública […] Así, las autoridades aplicarán la ley sin consignas”.

–¿Se pronunciaría usted porque el juez se excuse ante la posibilidad de un conflicto de intereses?

–“Mejor no me meto en eso”.

–¿Ustedes qué opinan? A ver, ¿me meto?

–Sí, claro que sí.

–“No, eso no. De veras, tenemos que ir consolidando este sistema de impartición de justicia a partir de la autonomía, es que es muy importante que ya no se meta el presidente.

“Puedo opinar de otras cosas, sólo que sea una cuestión muy grave, muy grave, muy grave. Por ejemplo, esto de los abusos en cuanto a amparos o cuando se trata de amparos a personas que han cometidos delitos, bueno, de sangre; entonces, a lo mejor y hasta eso ni debería yo de meterme tanto. Pero cuidar el que haya autonomía, que haya independencia real, equilibrio e independencia de poderes, que es importante”.

–Pero, entonces, ¿en el caso de Robles es un tema más de justicia?, ¿no es un tema de venganzas?

–“Yo no creo que sea un asunto de venganza. Y yo repruebo eso, no debe de haber venganzas, no se debe de utilizar la ley ni las instituciones con ese propósito, nunca más fabricar delitos.

“No se va a olvidar de cómo se dedicaban a fabricar delitos, había ministerios públicos, metían el papel en la máquina y a darle todo el Código Penal, sacaban el papel y: ‘Fírmale, pero fírmale’. Eso no, nunca más, fabricar delito a nadie.

Entonces, hasta ahí, pero no juzgar, no meternos a más. Y dejarle también a la gente, hablábamos de la opinión pública, la gente tiene un instinto certero, sabe cuándo es justicia o cuándo es venganza. Entonces, es lo que puedo contestar.